el Sol acrecienta la pasión y el deSeo sexual

La punta del iceberg

La conexión entre el sexo y el sol no es nueva. Desde hace bastante tiempo los científicos han observado que la luz solar aviva el deSeo en los hombres al acrecentar la producción de testosterona, mas no se comprendía bien el proceso que provoca semejantes cambios. Ahora, este trabajo lanza un tanto más de luz a esta asociación.

La nueva investigación se aúna a precedentes descubrimientos al confirmar la existencia de un efecto afín en las mujeres. Asimismo identifica al primer jugador en la cadena de procesos biológicos que causa el fenómeno, una proteína reparadora del ADN en la piel famosa como p53. Si bien todavía se ignora si p53 estimula la liberación de hormonas sexuales, comunicándose de manera directa con los centros de almacenaje de hormonas del cuerpo o bien si primero debe mandar mensajes al cerebro, la identificación de esta proteína confirma que hay un mecanismo asociado entre las hormonas y la exposición al sol.

El experimento asimismo fue probado en ratones. Los estudiosos observaron a un conjunto de ratones tras exponerlos a UVB de baja intensidad. Los animales empezaron a tener relaciones íntimas al poco tiempo. Cuando su equipo midió los niveles de hormonas sexuales en los ratones, eran considerablemente más altos que ya antes del baño de sol, tanto para machos para hembras, y las hembras entraron en celo, produciéndose un agrandamiento de los ovarios.

En el futuro, este nuevo descubrimiento puede conducir a aplicaciones prácticas, como los tratamientos UVB para los trastornos de las hormonas sexuales, explicó el equipo. Llevar a terapias que valoren los niveles de p53 y, conforme su situación, regentar cantidades concretas de radiación ultravioleta tipo B (UVB), imitando la luz solar, para impactar los niveles hormonales y acrecentar el deSeo sexual. No obstante, advirtieron que se requiere considerablemente más investigación antes que se pueda diseñar cualquier tratamiento, con lo que todo el planeta debe proseguir teniendo cuidado con la exposición excesiva al sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *