el poder del factor humano

Absolutamente nadie sabe que Jerome está en silla de ruedas, con lo que Vincent puede usar su ADN en muestras de sangre, orina o bien tejidos para hacerse pasar por él: por un humano válido para el viaje espacial. Se somete a cirugía para ajustar su estatura a la de Jerome, adopta las costumbres de un zurdo –Jerome lo es– y emplea lentillas para esconder su miopía. Todo semeja ir bien, hasta el momento en que el directivo de la misión en la que Vincent va a participar es asesinado, lo que somete su falsa identidad a un escrutinio considerablemente más intenso.

Una de las críticas más habituales –no exenta de razón– qu y también se han hecho a Gattaca es que la trama policiaca no agrega gran cosa a la historia, y que su auténtico interés se encuentra en ese futuro en el que se considera a la genética como el único elemento determinante y a los humanos como sus productos directos. De la misma manera que en otras distopías del cine, todo es aséptico, ordenado, deshumanizado. Nada lo explica mejor que la entrevista de trabajo de Vincent, que consiste… en el análisis de una muestra de orina. O bien la depresión de Jerome por haber logrado solo una medalla de plata cuando su destino genético era ser vencedor.

Mas, emulando al doctor Ian Malcolm, la humanidad siempre y en toda circunstancia se abre camino, y, si al final , Vincent logra su propósito, es merced a la ayuda inopinada de otra gente que cuenta entre sus seres queridos –o que lo son mismos– a personas que serían rechazadas por su ADN, mas que se saben a la perfección capaces de llegar a más que lo que el determinismo genético les reserva. La apuesta de la película es clara: es incuestionable que la genética establece una buena parte de nuestras capacidades físicas y mentales, mas asimismo lo es que, si dejáramos que ese fuera el único elemento decisorio, dejaríamos fuera muchas de las cosas que, para bien o bien para mal, nos hacen humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *