El origen del ‘meme’ de los bailarines funerarios africanos

A ciertos les va a poder resultar de mal gusto; a otros, de lo más desternillante. El meme de esta cuarentena, extensamente comentado y válido prácticamente para cualquier situación, muestra a un conjunto de bailarines funerarios portando un ataúd y bailando al son de exactamente la misma canción, añadida en prácticamente todos los montajes (Astronomia, de Tony Igy), como mostramos en el vídeo que acompaña esta pieza.

Y como actualmente un meme vale más que mil palabras, cualquier persona puede entender la esencia fatalista de su mensaje. Mas, por si las moscas, lo explicamos: se trata de reaccionar con humor frente a una situación agobiada cuya consecuencia final es, inevitablemente, la muerte; implique o bien no una muerte verdaderamente. En verdad, ahí es donde radica la esencia, el humor, del propio meme: un tropezón absurdo, que se te pierda una avioneta lanzada al vacío, que te despidan en el trabajo… cualquier situación poco arriesgada puede ser caricaturizada como ‘de inminente muerte’. Asimismo la perspectiva de pasar múltiples semanas recluídos en casa, y solo salir para adquirir productos básicos, puede ser considerada una hipérbole del ‘vamos a morir’, que no presenta amenaza real. De ahí lo desopilante del meme en cuestión y, probablemente, su creciente popularidad esta temporada. El fenómeno meme a lo largo de la cuarentena por el coronavirus es, bien mirado, un fenómeno antropológico digno de estudio.

Los clips que provocan más risas acostumbran a ser los que hacen referencia, exactamente, a situaciones que no son de vida o bien muerte, mas que pueden trastocarnos, por lo que respecta a algo material; en cambio, los que acompañan a accidentes violentos acostumbran a ser vistos como algo frívolo por muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *