El éxito de las plataformas de préstamos veloces

Es un ámbito que me semeja bien interesante, pues ha tolerado aportar innovación al ámbito financiero, ofertando un género de servicio financiero que hasta el momento no existía como tal en la oferta de los operadores del mercado. Por esta razón, el día de hoy vamos a examinar el éxito de las plataformas de créditos veloces, y como han aprovechado la tecnología para triunfar y crear un nuevo nicho.

Un cambio tecnológico que facilita la tramitación

No es la primera vez que cito en el weblog el ejemplo de las webs de crédito veloz como un perfecto aprovechamiento de la tecnología actual para ofrecer un servicio nuevo a los usuarios, mas creo que no había explicado jamás los motivos de este éxito.

El modelo de negocio de esas plataformas es ofrecer préstamos veloces que se pueden devolver en un plazo a elección del usuario, por norma general a unas poquitas semanas, y por cantidades más pequeñas que los préstamos tradicionales.

Ya antes de Internet, los gastos de administración y los plazos de tramitación de los créditos hubiesen hecho muy complicado que un negocio de créditos inmediatos pudiese ser rentable. Operaban ciertas empresas por teléfono, sí, mas para importes y plazos mayores a los que ofrecen las financieras de las que te hablo.

Quizá sea más visual explicarlo con un caso. Pongamos los préstamos veloces que ofrece la compañía Crédito Victoria. En su página, puedes ver de qué forma puedes pedir un crédito entre cincuenta y ochocientos euros con un plazo de devolución hasta treinta días. Los clientes del servicio que hayan devuelto el préstamo pueden entonces pedir cantidades superiores.

Los trámites se hacen on-line, con un simple formulario, y no se solicitan muchos documentos ni justificantes. La compañía intenta dar una contestación en 24h. Todo eso facilita mucho la administración, y hace que pueda ser rentable para la plataforma prestar cantidades pequeñísimas incluso plazo corto.

Un nicho que responde a una necesidad

Hasta hace poco, no existía un servicio que dará ese género de cantidades con esta clase de plazos, y no obstante, hay una gran demanda para esto. Te pondré ciertos ejemplos:

Personas que precisan reservar y abonar sus vacaciones ya, y no pueden aguardar a cobrar la próxima nómina. Pueden emplear un préstamo veloz, adquirir en el instante, y devolverlo una vez hayan cobrado la nómina (o bien la extra de verano).
Emprendedores que han cerrado una operación comercial mas no tienen en ese instante la tesorería suficiente para abonar la adquisición de las existencias precisas. Como saben que cobrarán la venta pronto, pueden valorar la opción de contratar un préstamo veloz para adquirir la mercadería y poder efectuar la operación.

El punto en común entre todos y cada uno de los clientes del servicio de este nicho es que precisan el dinero puntualmente. Se trata de gente que cobrará un monto en breve, mas que precisa el dinero de forma urgente, y no se puede aguardar.

Como es natural, es un servicio que tiene un costo, con unos intereses más elevados que otras soluciones de crédito, mas cuando lo examinas desde la perspectiva de la compañía que presta, tiene lógica. Hay que rememorar que son operaciones en un corto plazo con importes pequeños, y por tanto los intereses deben compensarlo. Por ley, las financieras tienen la obligación de informar meridianamente a sus clientes del servicio del coste de los servicios, con lo que los usuarios emplean el servicio con conocimiento del costo.

Una opción alternativa a la financiación tradicional

Hace unas semanas, el Banco de España daba a conocer que en el primer trimestre de dos mil diecinueve, y por vez primera en tres años, los créditos a determinados segmentos han bajado, particularmente aquellos destinados a empresas, hogares y consumo.

Y lo cierto es que esas plataformas de créditos inmediatos forman una opción alternativa al circuito de financiación tradicional, que además de esto puede marchar bastante bien en todas y cada una de las temporadas. En periodos de desarrollo, como el que hemos conocido a lo largo de los últimos años, pueden beneficiarse de la mayor demanda de financiación. En temporadas en las que la financiación tradicional es más bastante difícil de conseguir, representan una opción alternativa para las personas que tienen una necesidad puntual.

Un campo muy competido

El campo de las plataformas de préstamos veloces es bien interesante, y desde entonces han aparecido muchas empresas en los últimos tiempos. Se trata de una actividad donde las barreras de entrada no son altísimas (si bien el legislador demanda ciertos requisitos financieros para poder operar), y no tiene unos costos altísimos de administración, en tanto que operan primordialmente por Internet y con sistemas muy automatizados.

El resultado es que se trata de un ámbito muy competido, lo que teóricamente debe repercutir propiciamente para el usuario, en concepto de costes más competitivos y una mejor calidad de servicio.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *