¿Dónde se transmitió la primera imagen de TV?

Sus ensayos le sugirieron que el número mínimo de líneas de TV para generar una imagen identificable del semblante humano era de treinta, y este fue el estándar que adoptó. (Hubiese sido bastante simple acrecentar el número de líneas en el laboratorio, mas del mismo modo que le ocurrió a otros vanguardistas de la TV, se encontró con el inconveniente del ancho de banda limitado para amplificar y trasmitir las señales). De este modo nació la TV de ‘baja definición’.


Debido al éxito de la prueba, Baird llamó a un empleado de oficina, William Edward Taynton, que en ese instante contaba con veinte años, para revisar de qué forma se vería un semblante humano retransmitido por televisión. Taynton se transformó de este modo en la primera persona en aparecer en TV en un rango tonal completo.

Los medios debían saberlo, con lo que corrió a la oficina de su periódico local para dar cuenta de su invención. No obstante, lo tacharon de ido. El editor de noticias estaba aterrado por sus aseveraciones, describió a Baird como un orate que aseveró tener una máquina para poder ver de forma inalámbrica, e inclusive advirtió a la recepcionista que tuviese cuidado con él pues podría estar armado con una navaja y ser violento.

Por último la aparición en los medios debería aguardar hasta enero de mil novecientos veintiseis, cuando repitió la transmisión histórica para los miembros de la Royal Institution y un reportero de The Times, nuevamente en su laboratorio. Como habían pasado unos meses, había mejorado la velocidad de escaneo a doce con cinco imágenes por segundo. Se trató de la primera demostración pública de TV del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *