diez oraciones insignes de Arthur Conan Doyle

Sir Arthur Conan Doyle (mil ochocientos cincuenta y nueve-mil novecientos treinta) fue un prosista escocés, nacionalizado británico y universalmente conocido por crear al insigne detective de ficción Sherlock Holmes, basándose en la novela de caballerías por antonomasia, “Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes, del que, Conan Doyle, como tantos otros autores han hecho anteriormente y en el presente, y seguramente en el futuro, tomó el modelo de Quijote y Sancho para edificar el perfil de los personajes de su historia.

Las peripecias del discutido y petulante Sherlock Holmes empezarían a ser publicadas en el mes de julio de mil ochocientos noventa y uno en la gaceta Strand Magazine. Como curiosidad, en mil ochocientos noventa y tres, decidió dar muerte al personaje al lado de su peor oponente, el maestro Moriarty, mas debido a la presión de los lectores, debió resucitarlo unos años después, en mil novecientos dos con el libro “El sabueso de los Baskerville”.

Además de las novelas con el excéntrico personaje de Sherlock Holmes como protagonista, fue un autor fecundo cuya obra incluye relatos de ciencia ficción, novela histórica, teatro y poesía como La guerra en Suráfrica mil novecientos), Michael Clarke (mil ochocientos ochenta y ocho), Historia de Waterloo (mil ochocientos noventa y cuatro) o bien El Planeta Perdido (mil novecientos doce).

Os dejamos con ciertas de sus mejores frases:

«La mediocridad no conoce solamente alto que si misma, mas el talento de forma instantánea reconoce el genio».

«No vale de nada alimentarse de esperanzas y después desengañarse»

«Ha sido a lo largo de bastante tiempo mi axioma que las pequeñas cosas son interminablemente lo más esencial»

«Usted ve, mas no observa»

«Toda la verdad es mejor que la duda indefinida»

«Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por poco probable que parezca, ha de ser la verdad»

«Donde no hay imaginación, no hay horror»

«La impresión de una mujer puede ser más valiosa que un análisis razonable»

«Un cliente del servicio es para mí una simple unidad, un factor en el inconveniente»

«Mi nombre es Sherlock Holmes y mi negocio es saber lo que otras personas no saben»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *