diez ideas para encarar una infidelidad

La infidelidad es un inconveniente que puede producir ciertas peores crisis de una pareja. Si bien no somos fieles por naturaleza, la verdad es que vivimos en una cultura monógama, y si las dos unas partes de la pareja lo han pactado de este modo, la persona que ha sido infiel ha violado ese pacto y la confianza de su compañero. Si bien no lo parezca, la infidelidad no tiene por qué razón suponer la rotura de la pareja: es preciso que las dos partes dialoguen sin censuras, se recompongan y decidan lo que es mejor para su porvenir.

En muchas ocasiones, el inconveniente no es la infidelidad en sí, sino este engaño se genera a consecuencia de una relación estropeada. Al final, los ‘cuernos’, aunque son lo más atractivo, solo son la punta del iceberg de una crisis considerablemente más profunda en la pareja y que puede llevar años gestándose.

En cualquier caso, la persona engañada tiene derecho a enojarse, a recomponerse, y sobre todo a valorar si la infidelidad ha sido solo un descuido puntual o bien es un signo más de una relación destructora que esté minando su autoestima. Por otra parte, si la pareja no logra por sí misma superar el escollo mas desean procurarlo, asimismo existe la opción de asistir a terapia con profesionales.

En esta galería, y basándonos en los consejos y también investigaciones de la psicoterapeuta belga Esther Perel, te  ofrecemos unas reglas básicas para superar el escollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *