Día Mundial Sin Tabaco

Saber por dónde empezar en este bastante difícil mas atinado camino para parar de fumar puede asistirnos a dar el salto.

¿De qué manera podemos parar de fumar?

Pese a que existen muchas formas diferentes de parar de fumar, es vital tener un plan que puedas proseguirse. Lo que sirve para una persona no tiene por qué razón valer para otra. ¿Cuál podría marchar?

1. Podemos parar de fumar solos. Alrededor del noventa por ciento de las personas que procuran parar de fumar lo hacen sin apoyo externo, sin ayudas, terapia o bien fármacos. ¿Marcha? La verdad es que la mayor parte de las personas que procura parar de fumar de esta forma no consigue el éxito. Apenas el cinco-siete por ciento logra parar de fumar por su cuenta.

dos. Terapia conductual. Esta técnica implica trabajar con un consejero o bien terapeuta para localizar formas de no fumar. Merced a la terapia conductual descubrirás lo que desencadena las ganas de fumar (como un cambio en las emociones, por servirnos de un ejemplo) y vas a poder contar con una serie de herramientas útiles para superar el antojo de fumar.

tres. Terapia de remplazo de nicotina. Existen múltiples tipos, que van desde el chicle de nicotina, pasando por sprays, parches, inhaladores y pastillas. El organismo consigue nicotina sin el empleo de tabaco. Si además de esto se combina esta terapia con la conductual, el tratamiento marcha mucho mejor. Y es que no olvidemos que la meta es parar de fumar, decirle adiós a la adicción a la nicotina, no solo no coger cigarros.

cuatro. Medicación. Los especialistas pueden recetar una serie de  fármacos para asistir tanto con el síndrome de abstinencia como con el deSeo de fumar.

cinco. Tratamientos combinados. La tasa de éxito para parar de fumar se multiplica si usamos al unísono múltiples tratamientos. Eso sí, recordemos que la FDA no ha aprobado el empleo de 2 géneros de terapias de remplazo de nicotina al tiempo, con lo que deberemos charlar primero con nuestros médico para poder ver cuál es el enfoque más conveniente para nosotros.

Y si… tras procurarlo, ¿vuelves a fumar nuevamente?


No te preocupes; tiene por nombre recaída, y muchos pasan por esta fase ya antes de dejar el hábito perjudicial de fumar por siempre. Es normal pues se trata de una adicción con mucho arraigo en nuestro organismo, es una adicción realmente fuerte. Si recaes, trata de fumar lo menos posible ya antes de comenzar el próximo y, con suerte, último ataque. Si bien cueste, es una meta que merece mucho la pena. No te desalientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *