¿Deseas emprender en una Sociedad Laboral? Conoce sus ventajas

Si eres emprendedor, probablemente hayas invertido una gran parte de tu tiempo diseñando tu idea de negocio. Mas ahora ¿Deseas emprender en una Sociedad Laboral? Conoce sus ventajas y peculiaridades.

Y te invito a que conozcas sus ventajas, por el hecho de que se
trata de una opción alternativa de negocio que te puede interesar, puesto que asimismo
resulta ideal como una estupenda opción para emprender.

Por este motivo, este artículo te va a ayudar extensamente a conocer aspectos
relacionados con la Sociedad Laboral, en el momento en que te preguntes…

¿Me es conveniente ser parte de esta opción alternativa laboral?

Sosegado. Te tengo la contestación.

En las próximas líneas vas a poder localizar información sobre lo
que significa una Sociedad Laboral y sus peculiaridades.

Como asimismo sus ventajas y desventajas. Luego… Tú decides si admites ser parte de una Sociedad Laboral.

¿Exactamente en qué consiste una Sociedad Laboral?

Conforme los especialistas, la Sociedad Laboral es buena
opción alternativa para emprender un nuevo negocio.

¿Por qué razón?

Pues este género de sociedad puede formarse por un conjunto de
autónomos que deseen cooperar con sus servicios en la actividad económica a
establecer.

Entonces, para saber de qué manera conseguirlo, vamos a detallar de qué
se trata.

A este respecto, muchas son las definiciones que podemos
hallar y todas y cada una coinciden con la esencial participación de los trabajadores
en esta sociedad.

Mas es Wikipedia, la que hace una mención singular sobre la trascendencia de esta figura jurídica que existe, primordialmente, en España, México y que, progresivamente, va apareciendo otros países del planeta.

Además de esto, define a la Sociedad Laboral como:

“Una empresa propiedad, en su mayoría, de sus
trabajadores. Son empresas privadas mercantiles, que se distinguen por
presentar un carácter socialista.

Se resaltan por 2 condiciones singulares.

Los trabajadores deben participar con cuando menos
el cincuenta y uno por ciento del capital social.Ningún asociado-trabajador puede tener más del 1/3
del capital social”.
El estrellato de los trabajadores

Las sociedades laborales asimismo son reconocidas como
sociedades anónimas o bien de responsabilidad limitada, cuya naturaleza es
mercantil.

Como ya lo señalamos, se distinguen por el estrellato de
los trabajadores. Esto es, su participación mayoritaria en el capital social.

Siempre que laboren en esa sociedad, de una forma personal, directa y también indefinida.

¿De qué manera forman parte los trabajadores en una Sociedad Laboral?

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa editó un manual para dar a conocer los beneficios y peculiaridades de las sociedades laborales.

Allá apunta las personas que pueden ser parte de una
Sociedad Laboral:

Asociados Trabajadores: Son
aquellos asociados, que prestan sus servicios remunerados directamente y personal
con una relación laboral por tiempo indefinido en la sociedad laboral. Sus participaciones/acciones
se llaman de “Clase Laboral”.

Asociados no
trabajadores: Son aquellos asociados que no guardan relación laboral con la
sociedad. Sus participaciones/acciones se llaman de “Clase General”.

Trabajadores
Asalariados: Son aquellos trabajadores con contrato de duración determinada
o bien indefinida que no son asociados de la sociedad laboral.

Número mínimo de
socios: El número mínimo de asociados va a ser de 3, puesto que ninguno de los
asociados puede tener acciones o bien participaciones que representen más de la tercera
una parte del capital social.

Además, la mayor parte del capital social ha de ser propiedad de los asociados trabajadores.

¿Por qué razón este género de sociedad?

Hay especialistas en el tema mercantil que justifican la
aparición de este género de sociedades.

Explican que es esencial que los trabajadores activos de
la compañía cuenten con más del cincuenta y uno por ciento del capital social (siempre y en toda circunstancia con un tanto más
de la mitad. Eso es esencial).

Al tiempo que el resto, como forma minoritaria, puede estar
a cargo de asociados capitalistas, que participan en la sociedad, mas no son sus
trabajadores.

Esta opción alternativa de personalidad jurídica  brota con el deSeo de desarrollar, inspirar y fomentar el trabajo social. Aparte de alentar a las familias trabajadoras para crear sus empresas familiares o bien microemprendimientos.

«Emprender entre colegas es considerablemente más fácil y con mayores beneficios que otras sociedades»

España respalda esta clase de emprendimiento

A propósito, uno de los países que respalda de forma plena esta
figura jurídica es España.

El cuatro de julio de mil novecientos ochenta y siete, en la capital española, fue constituida la Confederación Empresarial de Sociedades Laborales de España (CONFESAL), la que reúne más de doce sociedades laborales, que actualmente le asegura empleo a prácticamente setenta trabajadores.

Se puede destacar que en España, las sociedades tareas, unidas
a las conocidas cooperativas, conforman la mayor parte de empresas de la llamada
Economía Social.

Otro detalle interesante es que esta clase de organizaciones
pueden ser identificadas como una Sociedad Limitada Laboral (SLL) o bien como una
Sociedad Anónima Laboral (SAL).

Esta confederación reúne a asociaciones, federaciones y
agrupaciones de sociedades laborales de España, en comunicación permanente con
el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

México va por exactamente el mismo camino, como otros países que respaldan este género de ideas.

Peculiaridades de la Sociedad Laboral:

Las Sociedades Laborales se dividen en 2 tipos: Las Sociedades Anónimas Laborales y las Sociedades Limitadas Laborales, las que tienen ciertos atributos que las distinguen. Por servirnos de un ejemplo el género de actividad, el número de asociados, el capital social mínimo, y los trámites de la constitución de cada una:

Está constituida en su mayor parte por trabajadores de la entidad a formalizar (al menos el cincuenta y uno por ciento de los asociados han de ser empleados).Para formarse precisa de una cantidad mínima de tres asociados. Ninguno de sus asociados puede tener más de una tercera parte del capital total de la sociedad a menos de que se trate de una entidad pública.  Entendiendo esto, queda por fuera la idea de una sociedad unipersonal. En el caso de acrecentar el número de asociados después de la constitución, debe comunicarse al Registro de Sociedad Laboral en un plazo no mayor de un mes y cuentan con un año para regular la situación presente.En esta clase de sociedad, el capital social se divide en participaciones sociales o bien, conforme el caso, en acciones nominativas. Una, es Laboral (le pertenece a los asociados trabajadores) y, la otra, es General (le toca a los asociados no trabajadores)
Más peculiaridades
Las sociedades laborales prosiguen siendo sociedades mercantiles, con lo que están reguladas en su normativa por el registro mercantil.Al terminar su nombre de registro, debe incluirse las iniciales SAL o bien SLL en dependencia de sus peculiaridades de constitución.Las sociedades laborales pueden contratar a trabajadores a lo largo de un plazo indefinido o bien temporal, sin precisar transformarlos en asociados.Al instante de contratar a un trabajador no asociado, el tiempo de la jornada de trabajo no debe sobrepasarse del quince por ciento del total de horas al año, trabajadas por un asociado común de la sociedad laboral.La figura de Derecho de Subscripción Preferente, se refiere a que en el caso de abandono de un asociado, sus derechos van a ser repartidos entre los trabajadores no socios; después de los trabajadores socios; de los asociados no trabajadores; y en los trabajadores temporales, por último.

Otra de las
peculiaridades es que en el caso de vencerse el tiempo de trabajo (jubilación) de
ciertos asociados, este debe contar con en venta su acción de capital. De
esta forma, puede seguir con el funcionamiento regular de la sociedad.

Si te resulta interesante conocer lo que establece la ley sobre las Sociedades Laborales, te invito a comprobar sus normativas.

Una larga
lista de peculiaridades que distinguen a la Sociedad Laboral.

¿Todavía te
interesa emprender en esta iniciativa de trabajadores?

Entonces, ¡Seguimos con los beneficios!

Ventajas de la Sociedad Laboral:
Está exenta del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en la constitución y ampliaciones de capital.De cobrarse la prestación por desempleo y crear una sociedad laboral puede cobrarse el pago único de desempleo al instante de la apertura de la sociedad.Recibe una bonificación del noventa y nueve por ciento en las transacciones patrimoniales que se efectúen de recursos procedentes de la compañía los que procesan de la mayor parte de los asociados trabajadores de la sociedad.Además, recibe un noventa y nueve por ciento de bonificación en la cuota que se devengue por la escritura notarial que registre los cambios en la sociedad.También recibe una bonificación del noventa por ciento de las cuotas del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) por las escrituras de constitución. Tanto si son de préstamos siempre que el importe se destine a la realización de inversiones en activos fijos precisos de cara al desarrollo del objetivo de la sociedad laboral.

Desventajas de la Sociedad Laboral:
Confusiones al instante de contratar un empleado indefinido, no asociado.Debe disponerse del estado de asociado, una vez cumplido el plazo para empezar la jubilación.Los órganos sociales son considerablemente más complejos.Existe un importe mínimo de capital para efectuar su constitución.Trámites costosos.

De la misma manera que
el resto de sociedades, para su conformación es preciso presentar diferentes
documentos burocráticos en la sede del Registro Mercantil, más próxima a tu
localidad.

Ten en
cuenta que los documentos a consignar pueden cambiar conforme la sociedad a
formar. Asimismo por el género de empresa, por la acción económica a realizar y
por la zona de registro.

Como puedes
ver, muchos son los requisitos. Mas quizás pocos para aquellos trabajadores
interesados en esta opción alternativa laboral. Como dicen… “Querer es poder”.

Bueno, hasta
acá las peculiaridades, ventajas, desventajas y demás detalles sobre lo que
representa la Sociedad Laboral.

Espero que
esta información te sirva para tomar una resolución.

Sea como
sea, lo esencial es aprender y emprender. Recuerda que el buen emprendedor se
distingue por ser Perseverante, Apasionado y Creativo.

Lo que
quiere, lo consigue, siempre que se esmere y trabaje para cristalizar sus
objetivos.

¡Estamos en contacto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *