Descubre ‘El misterio de Tutankamón’, una de las historias de la Arqueología más fascinantes nunca contadas

Tutankamón fue un viejo faraón egipcio. Rigió desde mil trescientos treinta y tres antes de Cristo hasta su muerte en mil trescientos veintitres antes de Cristo  El descubrimiento de el sepulcro en una gran parte íntegra de Tutankamón en mil novecientos veintidos se considera uno de los descubrimientos arqueológicos más esenciales de la era moderna. Su tumba fue más significativa que su breve reinado.

Tutankamón tenía 9 años cuando ascendió al trono. Asistió a restaurar la religión y el arte tradicionales egipcios, los dos dejados de lado por su precursor, Akenatón. Emitió un decreto restaurando los templos, imágenes, personal y privilegios de los dioses viejos. Empezó el prolongado proceso de restauración de los santuarios sagrados de Amón, que habían sido gravemente dañados.

Tutankamón murió a los diecinueve años. El sepulcro de Tutankamón fue descubierta por el arqueólogo británico Howard Carter el veintiseis de noviembre de mil novecientos veintidos. En el instante del descubrimiento de Carter, el sepulcro de Tutankamón aún estaba prácticamente íntegra. El faraón pequeño había sido sepultado con el ajuar funerario más increíble que podamos imaginar: más de 5 mil tesoros entre aquéllos que resalta su increíble máscara mortuoria, con más de once kilogramos de oro puro y piedras bellas.

A lo largo de muchos años se pensó que el ‘niño rey’ murió a raíz de una fractura en una pierna inficionada. No obstante, en dos mil diez, los científicos hallaron indicios de parásitos de la malaria en los restos de Tutankamón, lo que señala que la malaria, tal vez en combinación con una enfermedad ósea degenerante, puede haber sido la causa de la muerte.

¿Deseas conocer más sobre este insigne rey egipcio?

Descubre ‘El misterio de Tutankamón’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *