De qué manera recobrar el olfato tras COVID-diecinueve

Rehabilitación olfatoria artículo COVID-diecinueve

Los pacientes que padezcan de anosmia o hiposmia pueden efectuar una rehabilitación olfatoria que nos deje apresurar el proceso de restauración del olfato mediante una serie de ejercicios fáciles que se pueden efectuar día a día, múltiples veces al día.

Un estudio últimamente publicado ha analizado la práctica de esta rehabilitación olfatoria en ciento ocho artículos, y ha concluido que esta práctica es eficaz y no acarrea efectos secundarios significativos.

La manera más habitual de efectuar esta rehabilitación consiste en 4 preparaciones líquidas que por norma general poseen substancias con fragancia a rosas, eucalipto, limón y clavo. Es posible que ciertas clínicas presenten solo 3 o alguno de estos odorantes sea diferente, mas se aconseja que incluyan odorantes de tipo frutal, mentolado, aromatizado o floral.

Una forma fácil de efectuar el ejercicio es humidificar un bastoncillo o una almohadilla de algodón que se acostumbra a utilizar para desmaquillarse y olerla a lo largo de veinte o treinta segundos, una vez ya antes del desayuno y otra vez ya antes de dormir.

Estos ejercicios se pueden efectuar entre 12 y 56 semanas, lo que en ocasiones presenta un inconveniente a fin de que los pacientes se adhieran al protocolo y lo efectúen al completo. Para asistir a que prosigan el protocolo y sostener la motivación, se aconseja efectuar una visita al mes para supervisar el progreso y solucionar dudas.

Otras intervenciones que asisten contra la anosmia

Aparte de la rehabilitación olfativa, hay otras estrategias auxiliares que han probado ser ventajosas para reducir el peligro de padecer anosmia o pérdida del olfato. El ejercicio en personas de avanzada edad ha probado ser efectivo normalmente y en pacientes con Parkinson. Corticoesteroides asimismo pueden resultar efectivos para progresar la anosmia con una dosis inicial, si bien el uso prolongado presenta otros riesgos.

Otras prácticas que incluyen el uso de antibióticos, acupuntura, extracto en polvo de Danggui-shaoyao-san o ácido lipoico, no tienen suficiente evidencia a nivel científico para considerarse ventajosos para la mejora de anosmia o hiposmia.

Referencias:

Sociedad De España de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SeoRL CCC). La rehabilitación olfatoria ofrece los mejores resultados para la restauración del olfato en pacientes con COVID persistente.

Ojha and Dixit. dos mil veintidos. Olfactory training for olfactory dysfunction in COVID-19: A promising mitigation amidst looming neurocognitive sequelae of the pandemic. Clin Exp Pharmacol Physiol. doi: 10.1111/1440-ciento sesenta y ocho millones ciento trece mil seiscientos veintiseis

Whitcroft and Hummel. dos mil veinte. Olfactory Dysfunction in COVID-diecinueve. Diagnosis and Management. JAMA. doi: 10.1001/jama.2020.8391

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.