De qué manera no confundir las alergias con COVID-diecinueve

¿De qué manera saber si es alergia o bien COVID-diecinueve?

La situación de confinamiento a la que hemos estado sometidos puso en relieve la necesidad de comunicarnos de forma clínicamente eficaz con nuestros pacientes más frágiles, que en nuestra experiencia han sido los pacientes con asma de control bastante difícil y los pacientes de residencias de jubilados.

Desde nuestro conjunto, desarrollamos un nuevo sistema de alarma temprana de peligro ambiental y también infección COVID-diecinueve a través de una aplicación APK de tele-monitorización móvil que informa al paciente frágil de cualquier acontecimiento ambiental que pueda afectar a su salud por polución biológica, química o bien microbiológica de la atmosfera que respira y manda instrucciones de manejo y tratamiento inmediato.

Nos fundamentamos en la experiencia clínica recogida en veintitres cero pacientes asmáticos de la base de datos de la Unidad de Alergia del HURH desde hace treinta años, y en datos meteorológicos y de contaminantes biológicos y químicos conseguidos de fuentes fiables. La meta era ofrecer un sistema renovador desde el punto de vista clínico y de administración. Eso incluía una alarma adaptada y a distancia que evitara en la medida de lo posible recaídas y también ingresos producidas por contaminantes químicos y biológicos que se hallan suspendidos en el aire de forma concurrente en los pacientes más propensos de sufrir insuficiencia respiratoria. Para asistir a autoevaluar a esta población frágil si ha podido ser contagiada por coronavirus y a saber de qué manera contestar de manera inmediata. Esta dificultad de posibilidades, todo hay que decirlo, no había sido todavía desarrollada por ninguna aplicación.

Lo que semeja incontrovertible es la utilidad de la aplicación clínica de big data aplicada a los problemas médicos asociados al cambio climático y posibles pandemias futuras.

Por otra parte, aparte de los pacientes en seguimiento telemático en nuestra Unidad de Asma bastante difícil, se identificó una cohorte de pacientes situada en diferentes viviendas geriátricas de la provincia de Valladolid, con un número relevante de pacientes con COVID-diecinueve, como pacientes pluripatológicos, que son un segmento de la población todavía más frágil para padecer en mayor medida las consecuencias negativas de la pandemia.

Introduciendo en el análisis sus datos clínicos (edad, sexo, comorbilidades, fiebre, anosmia, desaturación, etcétera) y tomando como “gold estándar” una PCR positiva, pudimos efectuar un análisis multivariante y un modelo matemático que se precisó en preguntas fáciles al usuario de la aplicación. Es útil para esclarecer si los síntomas respiratorios son por alérgenos, por contaminantes o bien por COVID-diecinueve.

La autoevaluación de salud lograda de nuestros pacientes, así como los datos aerobiológicos y de calidad del aire, puede ser un instrumento útil y escalable en un largo plazo. Es un novedoso avance en el control ambiental con datos objetivos fiables y daría la ocasión de establecer “redes de estudio de peligro climático y de pandemias” nacionales y también internacionales que se han interesado. Con esta aplicación, la población objeto va a poder percibir una atención de calidad, precautoria y proactiva. Una atención que garantice al tiempo la eficiencia, accesibilidad y seguridad de los pacientes y sanitarios que les atienden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *