¿De qué forma comenzaron las despedidas de soltero y soltera?

Conforme un artículo publicado en la gaceta Time, la primera despedida de soltero de la que existe referencia tuvo lugar en mil novecientos veintidos, y no fue hasta mucho después cuando se le comenzó a relacionar con el alcohol y la diversión para adultos. En un inicio, a esta celebración se le consideraba un ritual de transición anterior a la boda, puesto que las personas cambiaban de un estatus a otro.

A lo largo de miles y miles de años, las civilizaciones viejas efectuaban rituales anteriores a la boda relacionados con la limpieza o bien pureza de la novia. Las mujeres en la vieja Grecia pasaban el día precedente al matrimonio haciendo ofrendas a los dioses, singularmente a Artemisa (diosa de la castidad y el parto). Del mismo modo, en Suecia a lo largo del siglo XVII las novias festejaban el mökvällarr, una celebración en la que tanto la novia como sus amigas vírgenes se quedaban despiertas hasta altas horas de la noche tomando y celebrando. Del mismo modo, en la vieja Esparta los soldados brindaban en la víspera de boda de sus amigos.

No obstante, no fue hasta la llegada de la Revolución Industrial en el siglo XIX cuando llegaron las tradiciones y costumbres modernas. Los pequeños iban a trabajar a las factorías a una edad temprana y, cuando acababan su capacitación, los hombres les invitaban a cerveza y gastaban gracietas (como ocultarles las botas o bien herramientas). Estas tradiciones fueron las predecesoras de las despedidas de soltero, como arguye Thurnell Read, sociólogo de la Universidad de Loughborough.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *