Cuidar el planeta para eludir otra pandemia

Hay una clara relación entre la salud del planeta y nuestro bienestar, asegura el organizador de Conservación de la organización ecologista WWF España, Luis Suárez. Y es que múltiples estudios muestran de qué forma la destrucción de la naturaleza aumenta el peligro de la aparición de enfermedades, caso de la reciente pandemia generada por el virus SARS-CoV-dos.

A fin de que exista un equilibrio entre toda la serie de animales, plantas, virus, bacterias y demás seres vivos que son parte de un ecosistema, es preciso que los hábitats se hallen bien preservados y en equilibrio. En estas circunstancias, los virus se hallan distribuidos entre las especies y no afectan al humano. “Nosotros los vemos como agentes dañinos, mas realmente son parte de la biodiversidad”, explica Suárez.

En el instante en el que la naturaleza se altera o bien se destroza, se desgastan los ecosistemas y se facilita la propagación de agentes en potencia patógenos. Las primordiales causas que promueven la pérdida de biodiversidad en nuestro planeta son la deforestación, el tráfico de especies, la explotación intensiva agrícola y ganadera y el cambio climático, conforme WWF.

La OMS (OMS) tiene detectadas más de doscientas enfermedades zoonóticas, esto es, que se trasfieren de las especies animales al humano. Además de esto, el organismo internacional apunta que el setenta  por ciento  de las enfermedades humanas tienen exactamente ese origen.

El cambio climático, por tanto, desempeña un doble papel en los procesos relacionados con el desarrollo de enfermedades: impacta de manera directa en la salud de las personas y amplifica las primordiales amenazas que afectan a la biodiversidad, lo que favorece la expansión de virus o bien bacterias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *