Cubrir una pérgola con persianas alicantinas

De todos y cada uno de los usos que pueden llegar a tener las persianas alicantinas de pvc o bien madera tanto ornamentales como funcionales, el TECHADO de pérgolas es indudablemente el más renovador y reciente.

Anteriores a este, sus funciones se limitaban al plano vertical, cubriendo ventanas de exterior o bien sirviendo como persianas enrollables para puertas que resguardan del sol en la entrada a los domicilios.

Y es que, aprovechando las pérgolas, las terrazas se pueden techar con persianas alicantinas transformando a lo largo de los días de más calor esa zona de la casa en otra área más de disfrute y reposo.

Esto es, el día de hoy ya pasan de su estado frecuente vertical al HORIZONTAL por la necesidad de aplicar todos su sentidos prácticos como ocurre con las persianas alicantinas a la medida para pérgolas

Además del usuario privado, los locales están asimismo utilizando este sistema por el aspecto natural y al unísono muy elegante que dan como techo las persianas alicantinas, su gran eficiencia como elementos térmicos y su sencillez de montaje.

Por tanto, estas geniales cualidades de las persianas alicantinas asimismo se aprovechan en el PLANO HORIZONTAL, mas cubriendo un área mayor, al hacer las veces de techo aprovechando la estructura de la pérgola e inclusive cayendo cara abajo desplegadas para acotar más el espacio si de esta manera se precisa.

Mas como afirmamos, esta es una aplicación más últimamente incorporada. Las conocidas alicantinas en sus orígenes…distaban mucho de ser de este modo.

¿Te agradaría saber de qué forma eran?

Persianas alicantinas: sus orígenes

Existen poquísimos complementos del hogar que como las persianas alicantinas, hayan logrado estar en tantas generaciones de forma operativa pese al desarrollo tecnológico.

Mas además de esto, su longeva presencia en la sociedad tiene doble mérito por el hecho de que al unísono se han transformado en un ICONO representativo de la cultura arquitectónica mediterránea.

La palabra persiana viene como su nombre señala de Persia, mas para llegar al formato actual que el día de hoy comprendemos por alicantina, ha debido pasar ya antes por cambios  estructurales conforme la cultura que la haya adoptado.

En un caso así, los orígenes proceden de Sax, una localidad de la provincia de Alicante por el que llevan este nombre, hasta completarse en el formato de persiana enrollable de madera que conocemos.

De esa forma, este dispositivo se ha transformado no únicamente en un complemento que aporta protección y estética a las testeras, asimismo es útil para puertas y ventanas o bien para techar terrazas.

Mucha una parte de la razón la tiene el que la persiana alicantina de madera o bien pvc es además de esto, un genial filtro que nos resguarda de los intensos rayos UV y que al unísono deja que las estancias se aireen y oxigenen merced a la permeabilidad que tienen al aire.

¿No lo sabías? Puesto que todavía tengo más curiosidades que contarte sobre ellas

Géneros de persianas alicantinas

La madera es originariamente el material por el que se ha llegado a dar ese particular aspecto a la habitual imagen de la persiana alicantina.

Si bien parezca increíble, las originarias persianas alicantinas de madera estaban hechas de tiras colgantes de sarmientos de parra engastados entre ellos.

Con su patente a fines del siglo XIX, esta clase de cortinas fue el comienzo de la enorme proyección comercial que ahora tuvieron las calificadas como ALICANTINAS.

Poco después fueron evolucionando en las diferentes carpinterías de su población de origen hasta comenzar a construirse con lamas de madera engastadas por grapas de acero galvanizado, cuya activa era recogerse y extenderse a través de enrollado. Se había llegado al formato de la presente persiana alicantina de madera.

En pleno auge de tal formato, la industria del plástico procedente de los poco a poco más precisos derivados del petróleo, puso su mirada en los complementos del hogar y brotaron persianas alicantinas de PVC, formadas por lamas hechas de estos NUEVOS MATERIALES.

Las alicantinas pvc dotaron de una dimensión nueva al término de esta clase de complementos.

Fabricadas con laminadoras o con máquinas inyectoras de plástico, revolucionaron su mercado con prototipos considerablemente más resistentes y de una estructura más ligera, en tanto que al revés que las persianas alicantinas de madera, las lamas de las de pvc son HUECAS.

Y ahora te describo ciertas sus nociones prácticas:

¿De qué manera medir persianas alicantinas?

Para medir persianas alicantinas de pvc o bien madera, primero vas a deber decidirte sobre si la instalación la quieres efectuar en el hueco de su localización o bien tapándolo.

Si cubres el hueco…

Si vas a cubrir con ella el hueco, mide la anchura y añádele de tres a cinco cm de solapado por cada lado en el instante en que se despliegue.

Después mide la altura y súmale veinticinco cm que es lo que más o menos va a medir tu persiana alicantina cuando esté enrollada; debiéndose enrollar fuera del hueco.

Si la instalas incrustada en el hueco:

Si la instalación de la alicantina fabricada a la medida la haces en el hueco, mide entre las caras interiores de este y réstale 1 cm por todos y cada uno de los lados a fin de que tu  persiana alicantina se enrolle y despliegue SIN PROBLEMAS dentro de él.

Es esencial que tengas presente esto:

Intenta prestar atención a las posibles irregularidades que tenga el hueco de la ventana. Si existen, mide en múltiples alturas y escoge la medida inferior.

¿De qué manera instalar persianas alicantinas?

Si ahora precisas instalar tus persianas alicantinas de pvc o bien madera y has seguido los pasos precedentes para medirlas, en persianasenrollables.org estamos para asistirte.

Prosigue con atención estas SENCILLAS instrucciones:

Primero los cáncamos

Introduce a unos siete cm del borde de cada lado, un cáncamo. Los pondrás en la parte superior si la vas a instalar en el hueco y en la parte posterior de tu persiana alicantina si esta irá instalada en la parte externa de aquel.

Una simple división para marcar

Divide el ancho de la alicantina en cuatro partes para saber los puntos donde van a ir situados. Haz las oportunas marcas y también introduce un cáncamo a una cuarta parte de la distancia total desde cada uno de ellos de los extremos.

Presenta la persiana y marca su emplazamiento. Puedes asistirte marcando los puntos con las cabezas de los cáncamos previamente insertados.

Utiliza una broca del 6/8, perfora y pon los tacos y ahora las ALCAYATAS en las que colgar tu persiana alicantina. ¡Ya la tienes instalada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *