Consejos para un buen cuidado de los geranios

Los geranios pasan por ser una de las plantas más frecuentes en los hogares de aquellas personas amantes de las flores. Se tratan de plantas muy hermosas y que precisan de unos cuidados muy precisos a fin de que medren fuertes y robustas. Como no todo el planeta conoce su cuidado conveniente, el día de hoy os queremos dejar ciertos consejos que os van a ayudar a lograr que vuestros geranios gocen de un mejor florecimiento.

El Timing

Para su cuidado, es esencial que cuando sean sacados al exterior, las heladas de la noche hayan desaparecido. Lo que hay que buscar son temperaturas moderadas, más propias de la primavera y el verano.

La ubicación

Nos podemos localizar geranios provenientes de muchos zonas del planeta, cada uno de ellos con determinadas peculiaridades. Por poner un ejemplo, las que son del Cabo de Suráfrica, se sienten más a gusto en lugares cálidos. En verdad, esta clase de planta se identifica por querer el sol, con lo que las elevadas temperaturas de verano son un importante beneficio para su desarrollo. Pese a no precisar mucho mantenimiento, tampoco representa mucho inconveniente que llueva.

La maceta

Los geranios son una planta que precisa de mucho espacio. Plantarlas en macetas pequeñas, evitará que alcancen su pleno potencial de floración. De forma frecuente, el recipiente donde se ponga debería tener una profundidad mínima de dieciocho centímetros, estando las plantas separadas, la una de la otra, por unos veinte centímetros.

Agua

Conforme aumentan las temperaturas y el desarrollo de los geranios, asimismo lo hacen sus necesidades de agua. Es fundamental no llegar al punto de que las plantas se sequen por completo y tampoco lleguen al exceso de agua, en tanto que puede producir la pudrición de la raíz. Con lo que es mejor regar las plantas con regularidad y en cantidades normales de agua. La guía estándar de riego es: medio litro de agua por planta, en una maceta de veinte de centímetros.

Fertilización

Los especialistas de Pelargonium for Europe aconsejan emplear feriantes de liberación lenta, los que proveen los nutrientes a la planta de forma eficiente, controlada y prolongada en el tiempo. Las instrucciones del fabricante en el bulto le señalarán cuánto tiempo deben perdurar los nutrientes. Al escoger fertilizantes de liberación lenta, es conveniente buscar productos con una vida útil de nueve meses, con lo que la temperatura en la que conviven deberá ser de unos veinte ° C. Por su lado, se debe tener en consideración que la temperatura del suelo en las cajas de los balcones acostumbra a ser mayor en verano, el fertilizante se agotará ya antes, con lo que en esas circunstancias se aconseja añadir un fertilizante estándar para geranios o bien otras plantas con flores una vez a la semana. Si las hojas cogen un tono amarillo, deseará decir que la fertilización no va a estar siendo eficaz.

Mantenimiento

Para un mejor cuidado, es conveniente eliminar las flores gastadas y las hojas amarillentas. Hacer esto con regularidad, nos va a ayudar a un mejor mantenimiento de los geranios.

Conservación

A fin de que los geranios tengan una adecuada conservación cara el año siguiente, debe realizarse el efecto invernadero. Primeramente, se debe contar con de suficiente espacio, como de paciencia y habilidad. Antes que lleguen las primeras heladas nocturnas, se debe podar la planta y dejarla a una altura de quince cm. Las temperaturas entre cinco y diez ° C son ideales para el periodo inactivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.