Consejos para ahorrar agua en el cuidado del jardín

Con la llegada del verano, es el instante de gozar al límite de nuestro jardín, mas claro, para esto es preciso que dediquemos nuestro tiempo y sacrificio a fin de que esté cuidado como se merece. En este sentido, es esencial recortar el césped, eliminar las malas yerbas, recortar los setos y regarlo bien. Centrándonos en este último punto, el día de hoy deseamos charlar de ciertos consejos que pueden venir realmente bien en el momento de ahorrar agua en el cuidado del jardín, algo que nos va a venir realmente bien para no desperdiciar este bien tan apreciado. Si estáis interesados, proseguirse leyendo y descubrir estos fáciles consejos que el día de hoy os traemos.

Riega siempre y en toda circunstancia lo preciso

Hay plantas que requiere más cantidad de agua que otras debido a sus peculiaridades. De este modo, regar poco no es la solución para reducir el consumo, puesto que lo más probable es que las plantas acaben pasando a mejor vida. De las mejores soluciones, es poner las plantas conforme sus necesidades, apartando aquellas que precisan más agua de las que precisan menos, o sea, crear una zona húmeda, otra media y otra seca. De esta manera, resultaría más simple mecanizar el riego y de esta manera ahorrar agua.

Usa agua de lluvia

Sabemos que no llovizna mucho mas cuando lo hace, podemos aprovechar para recogerla en depósitos o bien cubos para después emplearla para regar las plantas. El agua de lluvia es idónea para esta práctica, con lo que os aconsejamos que siempre y en toda circunstancia tengáis algún depósito cerca de una bajante para recoger el agua que caiga del cielo.

Reduce la necesidad de riego

Otra alternativa que nos va a ayudar ahorrar en el consumo de agua, es reducir la necesidad de riego. Para esto, podemos crear un mantillo en la base de las plantas. Con esto lo que procuramos es que el agua tarde el mayor tiempo posible en evaporarse. Es una práctica muy empleada por los jardinero profesionales, con lo que no debéis dejar de emplearla en vuestros jardines.

Vuelve a utilizar el agua

Hay veces en las que desaprovechamos gran cantidad de agua en casa. Por servirnos de un ejemplo, cuando aguardamos la llegada del agua caliente. Esa agua la podríamos volver a utilizar para regar nuestras macetas, jardineras o bien cualquier otra una parte del jardín. Eso sí, aseguraros de que no contiene ningún producto químico que pueda dañar las plantas.

No regar a lo largo del día

En estos meses de verano, a lo largo de las horas diurnas, es normal lograr altas temperaturas que hace que el agua se evapore con mayor sencillez. Es esencial efectuar el riego a última hora del día o de noche. Así, evitaremos que la humedad se evapore y la planta pueda absorberla de forma natural.

Seleccionar el sistema de riego que mejor se adapte a vuestras plantas

Para cada género de planta, hay un sistema de riego que marcha mejor en el momento de ahorrar en agua. Entre los modelos que nos podemos localizar están:

  • Manguera o bien regadera: Ofrece una eficiencia del cuarenta y cinco por ciento y está recomendado para ser usada en sitios pequeños o bien para regar macetas.
  • Sistema de goteo: En un caso así, se precisa de agua de calidad. Alcanza una eficacia del noventa por ciento y es ideal para ser empleado en árboles y arbustos.
  • Aspersión: Precisa de una instalación de cañerías a fin de que funcione de manera correcta. Alcanza una eficacia del setenta y cinco por ciento . Genera un incremento de humedad relativa, lo que ayuda a desaprovechar menos agua. Resulta realmente útil para jardines de importante tamaño.

¿Qué otros consejos consideráis que pueden asistirnos en el momento de ahorrar en el consumo de agua? Animaros y compartir con todos vuestros comentarios. ¡Os estamos aguardando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *