¿Compensa separar la segunda dosis de la vacuna de la COVID19?

En el marco de la campaña InmUNIDAD, sin unidad no hay inmunidad organizada por la compañía biofarmacéutica MSD y con el apoyo de cincuenta y dos entidades, hemos querido consultar al doctor Raúl Ortiz de Lejarazu, maestro de Microbiología y consejero científico del Centro de Gripe de Valladolid y al doctor Federico Martinón-Torres, jefe del Servicio de Pediatría del Centro de salud Clínico Universitario de la ciudad de Santiago su opinión a este respecto.

Para iniciar, Raúl Ortiz de Lejarazu distingue 3 escenarios en una pandemia: el pandémico, el pospandémico precoz y el pospándemico tardío. El primero, en el que el ochenta y cinco por ciento – ochenta y siete por ciento de la población no ha tenido ningún contacto con el virus es en el que nos hallamos ahora. El pospandémico precoz se daría cuando ya hubiese un número esencial de personas vacunadas o bien que se hubiesen contagiado de forma natural y el peligro de nuevas olas fuera menor y el pospandémico tardío sería aquel en el que tanto la inmunidad dada por la vacuna como por la provocada por la infección o bien la mezcla de las dos cambien la epidemiología del virus.

Volviendo al escenario actual, el pandémico, Ortiz de Lejarazu asevera que el tema más apremiante ahora es lograr que toda la población naive (aquella que no ha tenido contacto con el virus) se vacune puesto que nos encaramos a una enfermedad que puede ser realmente grave.

La primera dosis de la vacuna de Astrazeneca o bien de cualquier otra aprobada en Europa aumenta la inmunidad frente al coronavirus desde la tercera semana tras el pinchazo, llegando hasta el setenta por ciento . El segundo pinchazo actuaría como un booster que subiría la inmunidad un quince por ciento o veinte por ciento más. Ortiz de Lejarazu hace hincapié en que esa inmunidad del setenta por ciento no se perdería si bien hubiese que aguardar un tanto más a la segunda dosis. Las investigaciones apuntan a que los anticuerpos que se producen tras la primera dosis de la vacuna se sostienen a lo largo de más de 3 meses.

En la actual situación que vive España, en la que el porcentaje de vacunados es bajísimo, de un diez por ciento -doce por ciento , el virólogo ve interesante que toda la población reciba la vacuna, si bien sea una dosis y más adelante la próxima, a fin de que cuente con determinado nivel de inmunidad frente al coronavirus. Esta es exactamente la estrategia que ha seguido R. Unido con Vaxzevria, como Bélgica y Dinamarca. Asimismo los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de U.S.A. (CDC, en sus iniciales en inglés) autorizaron retrasar las dosis con vacunas de ARN hasta tres meses sin bajar substancialmente la eficiencia.

Federico Martinón-Torres asimismo ve viable esta posibilidad, mas “en un contexto de vigilancia estricta” y es que una sola dosis ya comienza a resguardar mas no se sabe por cuánto tiempo resguarda por el hecho de que la segunda dosis se pone antes que el tiempo de protección que se estima venza. Hace referencia a la vacuna de Janssen, en la que solo se pone una dosis por la simple razón de que los ensayos efectuados por esta farmacéutica se fundamentan en un pinchazo. En nuestros días, Janssen tiene en marcha ensayos con 2 dosis.

A data de el día de hoy, veintitres de abril de dos mil veintiuno, la Comisión de Salud Pública sostiene la resolución de no retrasar la segunda dosis de la vacuna contra la COVID19. O bien dicho de otra forma, la segunda dosis de Pfizer se va a poner a los veintiuno días del primer pinchazo y la de Moderna a los veintiocho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *