Colágeno para prosperar las articulaciones. ¿Marcha?

Para iniciar, el colágeno tiene una función muy señalada en nuestro organismo. Se trata de una proteína que se hace cargo de formar fibras en la epidermis, en los músculos, huesos, cartílagos… Es la proteína que más abunda en el cuerpo humano, representando un tercio de nuestro contenido proteico total. Entre sus componentes se hallan 3 aminoácidos: glicina, prolina y lisina.

Como nos explica Julia Jiménez, nutricionista-dietista y directiva de la Consulta de Psiconutrición No Sé Qué Cenar, existen múltiples formas de conseguir colágeno. La primera sería ingiriéndolo mediante la dieta, con comestibles de origen animal como piel, huesos, cartílagos, caldos, gelatina…; la segunda a través de suplementos (de origen animal) y la tercera sintetizándolo de forma endógena desde otras proteínas (caso de los que prosigan dietas de origen vegetal).

“Cuando tomamos un suplemento ‘externo’, nuestro cuerpo aparta los aminoácidos y se guarda cada uno de ellos de ellos para hacer lo que mejor considera. Y no, prácticamente jamás es de nuevo colágeno. Una cantidad elevada de colágeno va a hacer que aumenten los aminoácidos en el cuerpo”, explica la farmacéutica y especialista en seguridad alimenticia Gemma del Caño en su libro Ya no comemos como anteriormente, ¡Y menos mal! (Paidós). Y aconseja, en cualquier caso, consumir carne o bien pescado.

“Ingerir colágeno por medio de la nutrición o bien la suplementación no implica, de forma alguna, que ese colágeno vaya a ser usado para calmar esa molestia en la articulación de tu muñeca derecha. Es más, tal vez el cuerpo utilice los aminoácidos de ese colágeno (glicina, prolina y lisina) para formar otras proteínas como la insulina, la elastina o bien la queratina, por servirnos de un ejemplo. No obstante, lo que es seguro es que el cuerpo no va a poder sintetizar adecuadamente el colágeno sin un aporte conveniente de los aminoácidos que lo componen”, asevera Jiménez.

Relacionado con el consumo de colágeno hidrolizado y sus supuestas bondades en el mantenimiento de las articulaciones, en dos mil once la Agencia Europea de Seguridad Alimenticia (EFSA) publicó una investigación en el que se concluía que no se podía establecer una relación de causa-efecto entre el consumo de hidrolizado de colágeno y el mantenimiento de las articulaciones.

“Está bien si te tomas algún suplemento para remediar un déficit, toda vez que esta ingesta de pastillitas mágicas esté pautada por un médico, por poner un ejemplo, un déficit de vitamina B12 por continuar una dieta vegana. Mas la idea esencial es que puedas adquirir vitaminas, minerales y demás substancias merced a una dieta saludable y variada llena de buenos hábitos, como hacer ejercicio, reposar y comer frutas, verduras, frutos secos, huevos, cereales integrales, etcétera”, apunta Del Caño. “Nos preocupamos por tener la despensa llena de suplementos, mas se nos olvida que en lo más fácil está la clave: comer alimentos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *