Claves para tener una buena piscina

El otoño, lejos de parecer una mala temporada para meditar en jardines, piscinas y terrazas, es buen instante para empezar a planear la próxima temporada de verano y también aun vernal. Para iniciar, a lo largo del fin del mes de septiembre y octubre llegan las semanas en las que hay que adecuar el jardín y prepararlo para la llegada de las bajas temperaturas y las lluvias.

El día de hoy nos centramos en un factor esencial en jardines y terrazas de suficientes dimensiones, la piscina, mostrando las claves para sacar el máximo provecho de esta instalación.

De qué forma instalar correctamente una piscina

El primer aspecto a cuidar es el terreno. Antes de seguir hay que buscar un sitio con vista preferente en el jardín o bien la terraza. Es esencial concebirla como un foco de atención en el proyecto de paisajismo y armonizar la zona de baño con las vistas.

En lo que se refiere al ambiente, lo preferible es seleccionar un sitio radiante, que no tenga cerca árboles con raíces horizontales ni tampoco pinos, que manchan el agua con sus agujas. Es conveniente que el acceso sea cólmodo y que no haya barreras arquitectónicas. Además de esto, ha de estar resguardada de los vientos, si está cerca de la casa es preferible que no coincida sobre ella la vertical de un tejado.

Más libertad existe con la manera del vaso. Si bien no existen reglas fijas para establecer un formato o bien otro, y ninguno es mejor en todos y cada uno de los casos, en ambientes naturales con un paisajismo autóctono y salvaje, lo mejor es decantarse por formas difuminadas. En todo caso, lo normal es decantarse por vasos rectangulares.

En el tamaño y el fonde se deben tomar en consideración la cantidad de bañistas que la vayan a usar, la profundidad es cuestión de gustos, mas si será usada por pequeños, es esencial que haya lugares que no cubran.

Los recubrimientos, interiores y exteriores

En el recubrimiento interior, el gresite es el material más habitual. Es de peculiaridades vítreas y es la opción elegida por muchos usuarios por el hecho de que su mantenimiento es prácticamente nulo. El inconveniente más acusado es que las juntas, a fin de que no se manchen, hay que efectuarlas con materiales a base de resinas.

En estos casos, lo más cómodo es dejarse aconsejar por una buena empresa de construcción de piscinas, puesto que son profesionales del campo y conocen en profundidad todos y cada uno de los materiales.

Una segunda opción es la pintura, que resulta más recomendable para piscinas en las que se quiere lograr un aire rústico al de una alberca o bien un estanque. La pintura presenta como desventaja primordial que las superficies no quedan llanas, lo que favorece la aparición de microorgansmos y fuerza a repintar cada uno de ellos o bien un par de años.

En el exterior de la piscina, los recubrimientos deben ser antideslizantes y no calentarse en demasía. La piedra, el gres y la madera son las opciones alternativas más frecuentes y cada una de ellas presenta diferentes aspectos aproximadamente interesantes.

Una práctica frecuente es conjuntar estos 3 materiales, la piedra hasta la línea de agua, el gres para los bordes y la madera en terenos con mucho desnivel.

La limpieza de la piscina, el primer aspecto a cuidar en el mantenimiento

Cuando charlamos de que el gresite es un material ideal para poner como recubrimiento interior por su cómodo mantenimiento no debemos olvidar que el primer consejo a continuar es ofrecer un cuidado periódico de la piscina, con una limpieza diaria.

De esta manera, aparte de eludir árboles próximos al vaso que dejen caer las hojas es esencial tapar el vaso en la época fuera de baño. A lo largo del verano, una buena depuradora que renueve continuamente el agua unido a una aspiradora de piscina y un limpiafondos son son elementos clave.

Ya antes del invierno, limpia y aspira la suciedad amontonada

Así, ahora que nos aproximamos al invierno, siempre y en toda circunstancia es recomendable aspirar bien todo el fondo de la piscina ya antes de cerrarla o bien taparla. Así, evitarás futuros inconvenientes a lo largo de los meses en los que no la uses. Para esto, precisarás una buena aspiradora de piscinas. Hay modelos con peculiaridades diferentes y de múltiples presupuestos, con lo que puedes localizar una buena aspiradora a un coste fabuloso.

En la red de redes, hallarás buenas ofertas, como las que vemos en limpiafondos.top/aspiradora/, donde tienes análisis en profundidad de los mejores modelos de aspiradoras y creencias tanto de especialistas como de usuarios. De este modo, vas a poder seleccionar la opción mejor para tu piscina, así sea más grande o bien más pequeña.

En la labor de limpieza de la piscina es esencial no incorporar productos químicos salvo que no se esté absolutamente seguro de que se pueden utilizar, puesto que en caso contrario, la reacción con el agua puede producir daños a los bañistas o bien aun al propio vaso, al recubrimiento interior.

¿Qué elementos debemos poner en torno a la piscina?

Una vez desarrollada y construida la piscina hay que meditar en los exteriores más próximos, donde debe haber sitio para las sombras, las duchas y un espacio de solarium. Las sombras no pueden faltar, y puesto que no es conveniente poner árboles por la caída de hojas, las pantallas de sombra tienen que ponerse con la espalda al norte, a fin de que sirvan de barrera al viento y actúen como un mirador sobre la piscina.

Las duchas tienen que ir al lado de la piscina, acomapañadas de ser posible de una mampara de madera o bien de unos setos. Si están lejos de la piscina, puedes agregar un aSeo. Respecto a las zonas de solarium, estas pueden ir mirando al sur o bien el sudoeste, para ser utilizables a lo largo de más tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *