cita en Bilbao con las psiques más curiosas

Acontecimiento gratis para todos y cada uno de los públicos

La primera edición de esta jornada divulgativa gratis para asistir en familia concentrará en un día veinte hablas de reconocidos divulgadores científicos y otras tantas piezas editadas en formato pequeño de grandes reportajes internacionales científicos o bien tecnológicos que se emitirán en el canal Aventura, aparte de numerosas experiencias prácticas y también inmersivas.

El despliegue de conocimiento que “Homo curiosus” va a llevar a Bilbao va a ser singular, puesto que, a las hablas científicas diseñadas para todos y cada uno de los públicos, con un tono divulgativo y entretenido, se sumará un componente práctico, visual y también interactivo. El interior del Palacio Euskalduna cobijará numerosas experiencias que tienen relación con las comunicaciones y que han sido diseñadas de manera expresa para el acontecimiento.

Ilusiones ópticas, comestibles del futuro y considerablemente más

El Euskalduna va a contar con un espacio para recrearse con ilusiones ópticas usadas en el planeta del cine. La habitación Ames recreará ciertos mejores ejemplos de insight o bien espacios para edificar efectos ópticos, que han pasado desapercibidos como resulta lógico para el público en grandes películas como El Señor de los Anillos.

Otra de las temáticas fuertes que prepara el festival es descubrir o bien imaginar de qué forma van a ser los comestibles del futuro. Una máquina de vending de comestibles futurista nos va a dar ciertas contestaciones de de qué manera el planeta va a ser capaz de nutrir a más ocho mil millones de personas en dos mil cincuenta. Los más valientes van a poder degustar los comestibles que “Homo curiosus” ha elegido para este acontecimiento, como insectos deshidratados y frutas liofilizadas.

El acontecimiento lanzará asimismo una mirada al pasado. Vamos a viajar hasta la temporada de los dinosaurios para conocer el modus vivendi de estas criaturas que dominaron la Tierra en la Era Secundaria y descubrir que realmente no se extinguieron, sino viven entre nosotros en pleno siglo veintiuno. Una reproducción de un dinosaurio servirá de photocall jurásico.

También, va a haber un guiño a lo que nos depara el futuro más inmediato con relación a la logística. Un ejército de drones atravesará el cielo del Euskalduna en un circuito cerrado lleno de obstáculos que deberán sortear.

La utilización de exoesqueletos se ha vuelto indispensable ya en ciertos centros industriales. En “Homo curiosus” vamos a contar con un conjunto de exoesqueletos y con demostraciones de de qué forma estos aparatos de vanguardia nos pueden asistir en labores del día tras día que precisan de un enorme sacrificio físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *