Ciclo Motivacional ¿qué es y cuáles son sus etapas?

La productividad de sus empleados es uno de los desencadenantes del éxito de una compañía o bien organización; dicha productividad está de manera estrecha relacionada con la motivación de cada uno de ellos de los individuos que la componen.

Por tal razón, es esencial que los encargados de dirigir la organización ofrezcan un ambiente conveniente que aumente el ciclo  motivacional de  sus empleados. Esto asimismo dejará que sus talentos prosigan desarrollándose, lo que producirá beneficios en un largo plazo.

Con este fin, los encargados del liderazgo enfocarán sus sacrificios en sostener a sus subordinados motivados y aumenten su productividad. Para esto es realmente útil conocer cada etapa del ciclo motivacional.

En el presente artículo encontrarás:

¿A qué se refiere el ciclo motivacional?

Las organizaciones verdaderamente triunfantes son aquellas que reconocen que las personas que forman parte de ella son un factor determinante para lograr sus objetivos. Cuando cada miembro se siente bien con su ambiente su compromiso aumenta y son capaces de hacer aportes valiosos alén de sus labores.

Esta forma de actuar va enormemente ligada a lo que motiva a cada individuo, esta puede ser interna o bien externa. O sea, puede proceder de la percepción del entorno en el que se desarrolla o bien de sus procesos mentales.

Para entender qué es el ciclo motivacional, es esencial especificar que el término motivación, en un caso así, hace referencia a un impulso; dicho impulso puede hacer que una persona actúe de cierta manera o bien ocasionar que tenga determinada tendencia a algún género de comportamiento.

Teniendo presente todo esto, puede decirse que el proceso motivacional son todos y cada uno de los procedimientos o bien etapas que empiezan con un impulso para conseguir algún objetivo.

Este proceso se extiende por todo el tiempo en que el individuo actúe para lograr la meta que se ha propuesto o bien cubrir una necesidad.

No obstante, posiblemente este proceso se detenga si no es posible satisfacer alguna necesidad, lo que podría producir una o bien más reacciones desfavorables. Dicha reacción puede ser sicológica, en forma de abulia, insatisfacción o bien agresividad, o bien fisiológica como insomnio, agobio o bien afecciones cardiacas.

Por otra parte, puede suceder que, si bien no se complete el ciclo, exista algún género de compensación que evite la aparición de la frustración. O sea, otro género de necesidad se ve cubierta a lo largo del proceso.

Un buen ejemplo de esto sería que, en vez de percibir un ascenso aguardado, una persona recibe un aumento salarial. Si bien no es el propósito que deseaba lograr, recibe una compensación que calma la carga de la necesidad precedente.

Asimismo se le llama ciclo motivacional, debido a que es algo cíclico; o sea, en el momento en que el individuo ha alcanzado un propósito, va a ir tras otro empezando de nuevo el proceso.

Etapas del ciclo motivacional

El ciclo motivacional se compone de 6 etapas que marchan de forma cíclica. Estas son:

· Homeostasis

En la sicología se le llama homeostasis a la tendencia natural que tiene todo organismo de restituir su equilibrio en el momento en que ha sido perturbado. Para esto se recibe información, se procesa y más tarde se efectúan los ajustes precisos para aplicarla y conseguir el equilibrio deseado.

Este proceso es sumamente preciso para todos y cada uno de los seres vivos, especialmente para la psiquis del humano, en tanto que contribuye a su inmejorable funcionamiento. Y es separar de allá donde empieza el ciclo motivacional.

· Estímulo

En el momento en que se está en equilibrio aparece un incentivo o bien estimulo que produce una necesidad.

· Necesidad

Cuando aparece una necesidad se rompe el estado de equilibrio, por lo tanto, el individuo se siente estimulado a lograr algún objetivo. Esto causa un estado de tensión.

· Estado de tensión

El individuo entra en un estado de tensión, en tanto que no se siente bien con la aparición de una nueva necesidad. Procura buscar la satisfacción al cumplir la meta que se ha propuesto.

· Comportamiento

Tras el estado de tensión el individuo pasa a la acción que le deje satisfacer la necesidad que tiene. Cuando sus acciones o bien conductas no le dejen lograr sus objetivos, el proceso se va a ver interrumpido, entrando en un estado de frustración o bien insatisfacción.

Por otra parte, si consigue cumplir con sus objetivos y satisfacer sus necesidades va a pasar a la próxima fase del ciclo.

· Satisfacción

En el momento en que el individuo ve cubierta sus necesidades existentes, este se va a sentir satisfecho, lo que va a tener una repercusión positiva sobre su estado anímico. Desde allá, va a poder regresar al estado de equilibrio al procesar los conocimientos que ha adquirido a lo largo del proceso.

¿Qué deben tener en consideración los líderes de una compañía al motivar?

Una organización que sostenga a sus miembros motivados, va a tener la capacidad de lograr sus metas incluso en frente de una crisis. Debido a que cada individuo que la conforma se va a sentir comprometido a lograr el éxito sin importar un mínimo el ambiente.

Para ello resulta necesario que cada uno de ellos de los que ejercitan el liderazgo tengan presente que la motivación puede cambiar de una persona a otra. Esto depende de la crianza, los valores, la percepción, entre otros muchos factores, de cada individuo.

Teniendo esto en cuenta, y a sabiendas de que los tiempos actuales provocan cambios incesantes en las compañías es necesario favorecer un tiempo motivacional para todos. Esto ha de ser un proceso progresivo que garantice la satisfacción de todas y cada una de las personas que conforman la organización, de forma que su desempeño sea perfecto.

Con este fin debe darse atención a las esperanzas que tiene cada individuo que es parte de la organización; más tarde se debe valorar el nivel de accesibilidad que tiene la compañía para cubrir dicha expectativa.

Desde allá puede trazarse un plan de política motivacional que se sostenga en funcionamiento de forma constante. De manera que puedan alcanzarse diferentes objetivos con el tiempo y todo el personal se sienta satisfecho con su desempeño en la compañía.

Fuente referencial:

  • Idalberto Chiavenato. Administración de recursos humanos – El capital humano de las organizaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *