Césped artificial como opción alternativa sustentable al césped natural

Un césped de importante tamaño provoca un esencial impacto negativo debido a la enorme cantidad de agua que se requiere para su mantenimiento a lo largo de todo el año. Existen estudios que muestran como una familia puede consumir más de veinticinco litros de agua dedicados solamente al riego del jardín. A esto habría que sumarle el consumo eléctrico para esto.

Concienciación social

A gran escala, esto provoca consecuencias incluso mayores para el medioambiente. El inconveniente se resuelve con la responsabilidad social y toma de conciencia de las compañías, buscando un cambio sustentable en la producción de opciones alternativas acordes con el cambio climático y los recursos libres. La instalación de césped artificial deportivo supone un cambio esencial en lo que se refiere al mantenimiento, y aunque es verdad que la producción puede tener mayor impacto que el césped natural, si los materiales con que se genera son reciclados y su proceso productivo es responsable con energías renovables, el impacto es prácticamente nulo.

Los deportes que encabezan la lista de no sustentables son los que mayor superficie verde dedican, y son asimismo los más exigentes con el resultado final y la estética de sus campos, mas esto no implica que no se pueda localizar, por servirnos de un ejemplo, el mejor césped artificial para futbol, o bien que los inmensos campos de golf se puedan amoldar a esta nueva realidad, sobre todo en lugares donde las condiciones climáticas no son las más convenientes para yerba natural. Es cada vez pero común meditar en el césped artificial en el golf. Muchas de las compañías o bien particulares que se proponen el cambio, no conocen el funcionamiento de este nuevo suelo, con lo que Sumigran ofrece ayuda y consejos sobre césped artificial, para lograr todavía mayor durabilidad y un deterioro mínimo.

Otro de los deportes punteros hoy día es el pádel, que asimismo usa pistas verdes, si bien con un formato algo diferente, en tanto que la pista padece más que otros deportes y ha de ser más resistente. En un caso así sí es más frecuente, el césped artificial para pádel es la opción alternativa por la que se ha optado en muchas pistas de competición. Es el ejemplo del nuevo cambio que se vive en los deportes de yerba.

El cambio no solamente se debe hacer a gran escala, sino más bien de forma individual. En muchos jardines de residencias particulares este cambio de natural a artificial supone un ahorro para el consumo, y sencillez para el mantenimiento, si bien son muchas las dudas que todavía brotan, como cuál es el costo de césped artificial, con qué productos debo sostenerlo, si es peligroso para animales o bien pequeños, de la misma manera que ocurre con otros muchos cambios, al unísono que se vaya generalizando la implantación del césped artificial, estas dudas se van a ir resolviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *