Canciones míticas de Freddie Mercury

Freddie Mercury, cuyo nombre original era Farrokh Bulsara, nació el cinco de septiembre de mil novecientos cuarenta y seis en Tanzania y murió el veinticuatro de noviembre de mil novecientos noventa y uno en la ciudad de Londres. Este vocalista y músico de rock británico, líder de la banda Queen, se transformó en un icono vocal y rey del espectáculo en el mundo entero. Su poderosa voz y sus peculiares puestas en escena hicieron de este músico un personaje imborrable, inmortal, como sus canciones.

Farrokh Bulsara cambió legalmente su nombre a Freddie Mercury en torno a mil novecientos setenta, cuando se formó exactamente el conjunto Queen. Sus progenitores vivían en la India y eran parsis, seguidores de la religión zoroastriana y cuyos ancestros vinieron de Persia. Más tarde se mudarían a Zanzíbar, en Tanzania. Allá tuvieron 2 hijos, Freddie (en un inicio Farrokh) y Kashmira, 6 años más joven.

Cuando Zanzíbar se transformó en una parte del país independiente de Tanzania en mil novecientos sesenta y cuatro, Bulsara se mudó con su familia a Feltham, Inglaterra.

¿Sabías que fue un púgil refulgente?

Y no solamente se le daba bien el boxeo. Asimismo acostumbraba a jugar al tenis a veces, en especial cuando estaba de vacaciones, y gozaba viendo el torneo de Wimbledon. Conforme sus palabras: “Detestaba el cricket y las carreras de gran distancia. Era totalmente inútil en los dos. Mas podía correr, era bueno en hockey y refulgente en el ring de boxeo ”.

Es curioso mas pese a que siempre y en toda circunstancia hubo rastros de sus capacidades musicales desde pequeño, absolutamente nadie consideró con seriedad la música como una carrera para él. Mercury estudió piano en un internado en la India; después se haría amigo de abundantes músicos en el Ealing College of Art de la ciudad de Londres (como del guitarrista Brian May y del baterista Roger Taylor) mas aun se especializó en diseño gráfico, ya antes de lanzar el primer álbum de estudio de Queen. No obstante, estaba claro que su camino iba a estar marcado para y por la música. Y hacer historia con ella.

Por desgracia, una neumonía bronquial relacionada con el VIH terminaría con su vida el veinticuatro de noviembre de mil novecientos noventa y uno, con solo cuarenta y cinco años de edad.

El día de hoy repasamos sus canciones más imborrables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *