Beneficios de utilizar cunas gemelares

Todos los años, nacen en el planeta uno con seis millones de gemelos y mellizos en el planeta. Es una cantidad que se ha visto elevada en parte a consecuencia de los embarazos más tardíos (cuando va terminando el periodo de fecundidad de las mujeres con frecuencia se liberan múltiples óvulos por periodo) y los poco a poco más frecuentes tratamientos de fecundidad en los países desarrollados. Si bien mellizos ha habido siempre y en todo momento y en mi familia contamos con múltiples casos en muchas generaciones.

Cada vez existen más progenitores primerizos que se encaran al reto de criar a dos bebés a la vez. El reto difiere extensamente de tener un solo bebé y uno de los puntos esenciales para los pequeños y para los que los crían es, indudablemente el reposo.

Qué debes tomar en consideración para criar gemelos o mellizos

Que sean dos quiere decir que solo tienes un brazo para cada uno de ellos, por servirnos de un ejemplo claro. Si desean comer a la vez y no tienes ayuda, deberán hacerlo en orden. O sea, uno va a estar llorando mientras que el otro empieza a comer. Para dormir, se dificulta asimismo bastante. Si se lúcida el primero, debes actuar con absoluta velocidad para eludir que despierte al otro.

Por tales razones, entre las resoluciones esenciales que deben tomar, está la de si poner a los bebés a dormir juntos o separados.

En el caso de que vayan a dormir juntos, una buena opción son las cunas gemelares. ¿Sabes por qué?

Veamos los beneficios de adquirir una cuna para gemelos en vez de dos cunas de bebé.

Optimización del espacio en las cunas gemelares

El primer beneficio de las cunas gemelares debe ver con el espacio compartido.

Este género de cunas tienen una unión en el medio, de manera que cada hermano gemelo o mellizo puede sentir la proximidad del otro – como aconsejan los pediatras- mas conservando su espacio.

Así, si, por servirnos de un ejemplo, uno de los gemelos se lúcida en la mitad de la noche, papá o mamá va a poder atenderle individualmente sin trastocar el sueño de su hermano.

Además de esto, dos cunas separadas ocupan más espacio en la habitación que una cuna gemelar. Ten presente que, al tratarse de dos cunas unidas, prescindes dos laterales de barrotes (una lateral por cada cuna).

Dormir juntos les calma

Desde prácticamente el instante de su concepción, están acostumbrados a la presencia y compañía del otro. Es muy frecuente que en el propio centro de salud, de forma especial si nacen con poco tamaño, los pongan juntos en una misma cuna.

Está probado que, tras pasar 9 meses juntos en el vientre materno, una vez llegan al planeta, los gemelos y mellizos tienden a buscarse y a abrazarse.

Las cunas gemelares dejan a los dos bebés proseguir teniendo ese vínculo cuando lo precisan, lo que les conforta y les calma.

Del mismo modo, sostienen un enorme espacio para poder desarrollarse y moverse con libertad.

Sencillez para la lactancia simultánea de los gemelos

Esta ventaja de las cunas gemelares guarda relación directa con la sincronización del sueño que experimentan los dos bebés al dormir juntos.

Al sentir la compañía mutua, los gemelos y los mellizos acostumbran a acompasar sus patrones de sueño y, en consecuencia, asimismo sus despertares.

Esto facilita la lactancia y la organización de las tomas de los dos bebés al tiempo.

Cunas gemelares convertibles

Finalmente, recordemos que, como ha pasado con otros muebles para bebés, las cunas gemelares asimismo han ido evolucionando con el tiempo y, hoy en día, puedes localizar en el mercado cunas para gemelos modernas, minimalistas y prácticas.

En este sentido, los modelos con mayor demanda son las cunas gemelares convertibles, diseñadas para ser empleadas como camas infantiles una vez que los gemelos o mellizos cumplen los un par de años más o menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.