Tipos de bancos para vestuario que podemos encontrar

Si necesitamos bancos para poner un vestuario en el mercado tenemos varias soluciones, las cuales escogeremos en necesidad del espacio, de nuestro presupuesto y de las necesidades que tengamos.

En Marma Taquillas Metálicas son especialistas en este tipo de bancos, de manera que nos podrán dar la mejor solución, con varios tipos de bancos, varias medidas y la posibilidad de comprarlos ya montados por un pequeño suplemento.

Bancada para taquilla

La solución más económica es la bancada para taquilla, un pequeño banco con tres listones para sentarse, una estructura en la parte inferior que puede servir para dejar zapatillas o mochilas y una estructura detrás.

Lo que diferencia a este banco de otros es que la estructura que lleva en la parte de atrás viene preparada para poder montar encima las taquillas, que hace que se ahorre mucho espacio en los vestuarios.

Bancos de vestuario

Si seguimos ascendiendo en el precio nos encontramos con los bancos de vestuario, que son los que todos tenemos en mente cuando imaginamos uno.

Se trata del típico banco de tres listones con una estructura metálica. El asiento da una imagen de más calidad que el de la bancada para taquilla, pero es muy similar.

Es posible pedirlo en varias larguras de banco, de uno, uno y medio y dos metros, para que se adapten mejor a las medidas del vestuario y poder aprovechar todos los huecos.

Bancos de vestuario con perchero

El siguiente banco es el que lleva perchero. En esta ocasión tenemos un banco como el de vestuario que hemos descrito antes, pero con una estructura vertical.

Esta estructura permite que tenga un listón a modo de respaldo y que al final cuente con un perchero con varios colgadores para dejar la ropa o la mochila.

Como con los bancos de vestuario, se puede pedir de uno, uno y medio y dos metros y también hay una variante doble, que tiene banco y perchas por los dos lados, doblando tanto el número de colgadores como el asiento del banco.

Banco de vestuario con perchero y repisa

La última variante es la que tiene un precio superior, pero a la vez la que mejor aprovecha el espacio disponible en el vestuario.

Se trata de un banco igual al anterior, pero que incorpora una repisa en su parte superior, lo que incrementa de manera notable la capacidad de almacenaje, pues en la repisa se pueden dejar materiales más pesados y voluminosos.

Las longitudes son las que ya conocemos, 1 m, 1,5 m y 2 m y también existe la posibilidad de pedirlo doble, si en el vestuario el espacio no es el problema.

Para vestuarios en los que no hay un trasiego de gente constante y suelen estar cerrados cuando no se usan, este tipo de bancos con perchero y repisa pueden sustituir a las taquillas, ya que tienen una gran cantidad de espacio para dejar mochilas, bolsas de deporte, zapatillas, colgar chaquetas de las perchas, etc.

También se pueden usar si se ponen taquillas, como extensión del almacenaje que ayudará mucho cuando los casilleros son muy pequeños, de ese tipo que se usan para poner en ellos las pertenencias más valiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *