Adivina el gentilicio

La palabra gentilicio describe a alguien que vive o bien es de una zona particularmente. Es un término empleado para atribuir el nombre del sitio o bien localización a alguien, por lo general un residente, y en general, implica añadir un sufijo al palabra final.

La palabra “gentilicio”, en inglés “demonym”, tiene sus orígenes en la vieja Grecia y se deriva de la palabra «deme», que se empleaba para describir un ayuntamiento. El adjetivo demonímico, por consiguiente, describe el proceso de atribuir el nombre a un ciudadano ateniense conforme con el grado en que radicaban. En nuestros días, la palabra deme todavía se prosigue utilizando para describir una división administrativa en la Grecia moderna.

En lo que se refiere a “gentilicio”, procede del latín gentilitius, compuesta de la palabra gens, gentis (tribu o bien familia) y el sufijo -icio (relación o bien pertenencia).

Ciertos de estos términos se utilizan para describir más de un sitio. Como por servirnos de un ejemplo la palabra «francés» que expone que el origen geográfico de esa persona Francia. En un caso así, el gentilicio francés se deriva de manera directa de la palabra Francia, el país.

En España, los gentilicios pueden ser realmente creativos o bien imaginativos y si no estás familiarizado con ellos puedes perderte en la charla. Posiblemente te haya pasado en más de una ocasión.

¿Te atreves con este test sobre gentilicios curiosos y no tan curiosos? ¡Adelante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *