▷  Subsidios al consumidor; Qué es, ejemplo y Ejercicio | dos mil veintidos

Los subsidios al consumidor representan subvenciones o beneficios económicos que el estado da durante ciertos plazos de tiempo a la población frágil, brindándoles la posibilidad de acceder a productos o servicios esenciales, que de otro modo se les sería bastante difícil acceder a ellos.

Estos subsidios al consumidor, como toda política intervencionista, distorsionan el equilibrio del mercado, si bien, en un caso así, aumenta el consumo, estimula la producción y con esto se mejora la calidad de vida de las personas con más carecías.

No obstante, es una medida que ha de ser anteriormente analiza; ya que, aunque estos subsidios producen un beneficio social para los usuarios y productores; estos no son los únicos agentes económicos en el mercado, por lo tanto, desde el punto de vista microeconómico estas medidas produce pérdida de eficacia y con esto perdida de bienestar social.

En el artículo encontrarás:

¿Por qué el estado aplica subsidios al consumidor?

Un subsidio es un apoyo económico que efectúa el estado para alentar y financiar la demanda de recursos y servicios esenciales y resguardar en un caso así a los usuarios, eminentemente destinado a la población de más bajos recursos.

Esto ocurre, dado a que la coyuntura económica del mercado, impide que el costo de oferta sea alcanzable para la población con menos ingresos, siendo el costo del mercado, el costo mínimo admisible por el oferente.

En resumen, sin el subsidio ni el productor pueden bajar más el coste de oferta, ni el consumidor puede elevar más el costo de demanda, quedado por fuera del mercado la población en situación de pobreza.

Como medida, el estado da subsidios a los segmentos de la población que desea resguardar, de tal modo que el productor pueda bajar el coste de oferta, sin que implique una pérdida para él, ya que el estado cubre la diferencia a través de los bonos de subsidios.

De este modo, el estado puede compensar artificialmente las imperfecciones del mercado, estimular el comercio y cubrir necesidades sociales básicas.

Géneros de subsidios al consumidor

Los subsidios al consumidor pueden establecerse de dos formas que son:

Subsidios directos:

Son subsidios que favorecen de manera directa a ciertas personas o usuarios, tal como lo son, los subsidio a personas de la tercera edad o con alguna discapacidad física o mental.

Subsidios indirectos:

Son beneficios no monetarios que recaen sobre ciertos recursos o servicios, de tal forma que el oferente pueda ofrecer un coste menor al costo de equilibrio en el mercado, pagando el estado la diferencia en función a sus niveles de producción o venta.

Por tanto, el subsidio al consumidor es indirecto, como por servirnos de un ejemplo, los subsidios por tarifas de consumo de electricidad.

Efecto de los subsidios al consumidor en el equilibrio del mercado

Cuando el estado da subsidios al consumidor, así sean directos o indirectos, se produce un nuevo equilibrio en el mercado, desplazando la curva de la demanda a la derecha.

Esto, naturalmente, produce un incremento las cantidades trazadas de los recursos y servicios demandados (Qd), como en las cantidades ofertadas (Qs), puesto que los oferentes se ven motivados a acrecentar su producción conforme los demandantes aumentan los niveles de consumo.

No obstante, el coste pagado por los demandantes (Pd), es menor al coste del equilibrio, mas el coste cobrado por los oferentes (Ps) es mayor al costo de equilibrio.

Esta diferencia entre el costo que cobra el oferente y lo que paga el demandante, corresponde al subsidio económico.

Los subsidios al consumidor y su efecto en el bienestar

Los subsidios o subvenciones económicas producen un efecto no solo en el equilibrio del mercado, asimismo produce un impactó en el estado de bienestar, tanto para los usuarios para los productores.

Para los demandantes favorecidos con el subsidio, representa un aumento en los excedentes del consumidor, pues, son beneficios auxiliares que se producen para los demandantes al poder abonar un bien o servicio a un coste menor al coste de mercado.

Para los productores, al poder acrecentar las cantidades vendidas por un costo más alto que el de su costo marginal, asimismo les produce sobrante del productor, produciendo asimismo para ellos beneficios auxiliares.

La sumatoria de esos dos excedentes que se crean con el subsidio al consumidor representan el bienestar social, por consiguiente, para los dos se acrecientan el bienestar.

No obstante, estos subsidios favorecen solamente a ciertos segmentos de la población y los recursos económicos que se destinan para financiar ese consumo, limitan que los recursos sea asignados de forma eficaz entre toda la población.

En consecuencia, desde determinado punto de vista microeconómico, los subsidio al consumidor produce perdida social, puesto que dictaminar un subsidio representa un costo social más alto que las ventajas que pueden producirse para los usuarios y los productores favorecidos.

El Gasto fiscal y los subsidios al consumidor

Cuando se establece un subsidio, se debe tener en cuenta que este no solo repercute sobre el consumidor y el productor, asimismo sobre el estado, puesto que sobre este recae el gasto monetario para financiar el subsidio y asimismo recae de forma indirecta sobre los impositores.

En este sentido, si el estado otorga un subsidio (S) por cada unidad tranzada entre el productor y el consumidor, su gasto fiscal es igual al monto del subsidio (S) por la nueva cantidad (Q´) que se produce en el mercado, siendo la ecuación: GF = S x Q´.

Beneficios de los subsidios al consumidor a la economía

Pese a estos subsidios económicos producen una pérdida de eficacia en la asignación perfecta de recursos y con esto una pérdida de bienestar, no necesariamente todos y cada uno de los efectos son negativos, por lo opuesto puede asistir a crear externidades positivas en el mercado, produciendo superávit en vez de pérdidas.

Además de esto, deja crear un mercado más inclusivo, con más equidad social, para asegurar que toda la población pueda cubrir ciertas necesidades básicas, por medio de subsidios a comestibles de primera necesidad o a servicios básicos como agua, gas, gasolina, electricidad, u otros.

Representación gráfica de los subsidio al consumidor

Como se observa en la próxima gráfica, el subsidio al consumidor provoca un desplazamiento cara la izquierda en la curva de la demanda.

Subsidio al consumidor

Ejercicio practico de los subsidios al consumidor

Subsidio al consumidor

Subsidio al consumidor

Subsidio al consumidor

Subsidio al consumidor

Subsidio al consumidor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.