▷ ¿Qué es el AFORE? | dos mil veintidos

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE), se trata de un servicio prestado por Instituciones Financieras en México dedicadas a dirigir, invertir y asegurar la seguridad de los fondos de retiro de los trabajadores.

Por medio de las Afore, los trabajadores pueden asegurar una solvencia económica para la vetustez cuando llegue el instante del retiro laboral.

Pese a su relevancia para nuestro porvenir financiero, muchos mexicanos cuando comenzando la vida laboral no acostumbramos a darle tanta relevancia a la idea de comenzar ahorrar para el retiro.

Por eso, este blog post lo dedicaremos a ofrecer información sobre que es el Afore y puedas comenzar a asegurar la estabilidad financiera de tu porvenir.

En el presente artículo encontrarás:

¿Qué es una Afore?

Una Afore es una Corporación Financiera dedicada a prestar servicios de acopio y resguardo del ahorro para el retiro mediante las aportaciones que efectúa el trabajador, el patrono y el estado para consolidar un fondo estable para el retiro.

A demás, ofrecen a los trabajadores el beneficio de producir una rentabilidad por los fondos de amontonados, que les deje acrecentar y lograr un fondo suficiente para vivir una vetustez plena con una estupenda condición de vida.

¿Quién regula las Afore?

Las Afore son financieras autorizadas y reguladas por La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), la que es un órgano supervisor del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR); encargado de establecer las indicaciones y reglas a fin de que las Afores administren adecuadamente los fondos de los trabajadores y con esto asegurar la seguridad de los fondos a los adjudicatarios.

¿Por qué tener una Afore?

La primordial razón para pedir los servicios de una Afore es que son una genial herramienta para asistirte a proteger un patrimonio a través del ahorro.

Además de esto, mediante las Afore puedes obtener:

  • Un desempeño económico de tus ahorros.
  • Seguridad y garantía de tu dinero.
  • Puedes contar con de una parte de tus ahorros en el caso de desempleo o matrimonio.
  • Puedes efectuar aportaciones voluntarias para acrecentar tu patrimonio.
  • Puedes conseguir beneficios fiscales como inferir tus aportaciones voluntarias a la declaración de Impuesto Sobre la Renta.

Cualquiera de las Afore te puede ofrecer estos beneficios, entre ellas InverCap, de las mejores a nivel nacional.

¿De qué forma marchan las Afore?

Las AFORE marchan mediante cuentas individuales por trabajador, solamente para fondos de retiro, vetustez y cesantía en cualquiera de estas instituciones.

Bajo las disposiciones establecidas por CONSAR, cada trabajar está en su derecho a la apertura de una cuenta individual, ya sea que trabaje para una corporación pública, privada o si es trabajador independiente.

Cada una de las cuentas del trabajador se integran por 3 géneros de aportaciones que son:

Aportes del trabajador:

Estas aportaciones se integran tanto por aportes obligatorios como voluntarios.

La primera, debe hacerse bimensualmente, el que el trabajador debe aportar obligatoriamente una tasa de mil ciento veinticinco por ciento sobre el sueldo base de cotización.

La segunda opción son abonos de dinero extra que efectúas de manera voluntaria a tu cuenta de individual; siendo una forma muy práctica para acrecentar tu patrimonio para vivir absolutamente el retiro laboral, sin depender solamente de la pensión del gobierno y de los aportes de la compañía una vez te jubiles; aportes que puedes efectuar ocasional o de manera regular.

Aportes patronales:

Estos aportes primordialmente se integran de aportes obligatorios, si bien las compañías asimismo pueden destinar fondos voluntarios a las cuentas individuales de los trabajadores.

De forma obligatoria bimensualmente, el patrono debe aportar un total de quinientos quince por ciento sobre el sueldo base de cotización; dos por ciento corresponde a aportes para el retiro y trescientos quince por ciento corresponde a abonos en el caso de cesantía o vetustez.

Aportes del estado:

Como en ambos casos precedentes, el estado realiza aportes obligatorios y aportes complementarios.

Los aportes del estado a las cuentas individuales de Afore de forma obligatoria corresponden a doscientos veinticinco por ciento sobré el sueldo base de cotización; sin embargo, el estado puede efectuar ayudas sociales complementarias a los trabajadores por medio de aportaciones auxiliares para contribuir con sus fondos de retiro.

¿Qué sucede si no escojo una Afore?

Si aún no has escogido una Afore y no sabes cuál escoger, despreocúpate, CONSAR se ocupará de asignarte una Afore de las que hayan logrado mayores rendimientos.

No obstante, lo más recomendado por CONSAR es que te registres anteriormente en una AFORE de tu preferencia, así vas a poder conocer de primera fuente tu estado de cuenta y los rendimientos generados con tus ahorros, lo idóneo es que escojas una con altos rendimientos.

En caso, de que no trabajes para un patrono y desees producir ahorro en una Afore asimismo puedes cotizando por cuenta propia, para acceder a estos beneficios solo debes buscar los servicios en una de estas entidades; por poner un ejemplo, InverCap de las mejores en el ramo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.