▷ ocho Factores Externos que Afectan la Conducta de las Personas en las organizaciones | dos mil veintiuno

Una compañía o bien organización es un ente orientado a la consecución de ciertos objetivos y para esto depende de sus empleados. Ahora bien, la conducta de cada uno de ellos de los individuos que forman parte de ella, pueden afectarla para bien o bien para mal.

Dicha conducta va definida por ciertos factores internos, como la personalidad, las motivaciones, las destrezas y la percepción de cada persona. Mas, aparte de estos, existen algunos factores externos -factores que escapan del control de cada uno de ellos- que asimismo tienen un alto grado de repercusión.

En consecuencia, es esencial tenerlos en consideración a lo largo del proceso de administración de una organización o bien empresa, de tal modo que puedan usarse a favor. ¿De qué factores se trata?

En el artículo encontrarás:

Cuáles son los posibles factores externos que afectan la conducta humana

Como ya se ha citado, los factores externos son elementos del ambiente del individuo sobre los que tiene poco o bien ningún control. Estos factores tienen cierta repercusión sobre su comportamiento y, en consecuencia, pueden afectar su desempeño laboral. Ciertos de ellos son:

· Presión de los superiores

Un superior o bien líder tiene la función de dirigir un conjunto de trabajadores a fin de que, en conjunto, puedan lograr ciertos objetivos. Cuando esta dirección o bien liderazgo es fiable y también íntegro la motivación del individuo aumenta haciéndolo más productivo.

Al contrario, cuando no hay buena comunicación por la parte de los superiores o bien las presiones que ejercita son negativas, el trabajador se va a sentir desmotivado. Su conducta con respecto al trabajo va a ser negativa y su desempeño no va a ser el más conveniente.

· Repercusión de compañeros

El humano tiene la capacidad de amoldarse a su ambiente y esto ocurre en todo campo, incluyendo el trabajo. Por lo tanto, el comportamiento de un individuo en una organización puede ser influido por sus colegas.

En este sentido, un empleado puede estar motivado si el resto de sus compañeros lo están. Mas, en caso de que empiece a apreciar descontento o bien incomodidad en otros, su conducta puede ir modificándose poquito a poco hasta volverse negativa.

· Sistemas personales

Los encargados o bien administradores de equipos en una organización deben tener en consideración que trabajan con individuos ya formados; o sea, cada uno de ellos tiene diferentes valores o bien sistemas personales, con lo que no sería realista aguardar que todos reaccionen de igual modo.

De forma que un buen administrador de personal va a tomar en cuenta las experiencias y percepciones de cada miembro del equipo para dirigirlo de forma eficaz.

· Cambios en la tecnología

Claramente avanza a pasos desmedidos de forma diaria; no solamente se trata de dispositivos electrónicos, sino más bien asimismo de herramientas, procesos, técnicas y conocimientos. No sabiendo de qué forma amoldarse a estos avances, un trabajador puede sentirse desmotivado y enseñar una conducta negativa ante su trabajo.

En general, este factor puede ocasionar sentimientos de inutilidad frente al pensamiento de que ya no va a ser útil para la organización. O bien puede ocasionar inseguridad sobre si sus tareas prosiguen siendo precisas o bien van a ser sustituidas por algún género de tecnología.

Mas, en caso de que el empleado comprenda que dichos avances en tecnología pueden apresurar o bien prosperar su trabajo, afectaría su conducta de forma positiva. Esto es, se sentiría motivado y mejoraría su desempeño laboral.

· Requerimientos de la familia

Si bien muchos aseveran que hogar y trabajo deben sostenerse separados, no es una cosa que pueda cumplirse a cabalidad. En el momento en que una persona se ve sometida a enfrentamientos en su ambiente familiar, probablemente presente determinados niveles de ansiedad

Esto puede llevarlo a tener una contestación negativa frente a las críticas. Además de esto, resulta probable que su interacción con la figura de líder asimismo sea negativa.

Al contrario, un trabajador con una vida en familia estable y feliz acostumbra a estar más motivado y abierto a las críticas.

· Programas de formación y desarrollo

Sentirse capacitado para el trabajo o bien labor que efectúa es uno de los factores más esencial para la motivación del individuo. Por lo tanto, resulta imperativo ofrecer programas de estudio y formación a los trabajadores, especialmente cuando se quiera dar nuevas responsabilidades.

Además de esto, teniendo presente los cambios que ocurren en la manera de efectuar algunos procesos, debido a los avances en tecnología, es ideal sostenerlos actualizados. Cuando el empleado se siente al día o bien capacitado puede acrecentar su desempeño.

· Condiciones ambientales

El ambiente del trabajador tiene gran repercusión en su comportamiento; no se refiere solo a quienes lo rodean, sino más bien asimismo al entorno físico en el que se desenvuelve. Si el sitio de trabajo no es el conveniente para efectuar las labores que tiene a su cargo la probabilidad es que no sea totalmente productivo.

Por otra parte, cuando cuenta con un sitio de trabajo pertrechado con las herramientas precisas, buena iluminación y otros elementos precisos, se va a sentir más motivado. En consecuencia, su conducta va a ser positiva respecto a la obtención de objetivos en la organización.

· Estados de energía interna

El agotamiento es uno de los factores más determinantes en la carencia de desempeño del personal. En este sentido, es preciso que cada individuo realice actividades de forma equilibrada, a fin de que pueda cumplir con ellas de la forma que se espera.

Además de esto, es esencial establecer un horario que incluya pequeños periodos de reposo a lo largo del día y ciertos más largos tras ciertos días.

¿Por qué razón deben tenerse en cuenta los factores externos en una la organización?

Indudablemente, el comportamiento humano es muy complejo y, tomando en cuenta que una organización está formada por individuos, es esencial enfocarlo de forma positiva. A sabiendas de que diferentes factores pueden influir en su comportamiento, pueden usarse a fin de que dicha repercusión sea ventajosa.

De esta manera, cada individuo que es parte integrante de la organización se va a sentir motivado a lograr los objetivos que ha establecido la organización. Sus niveles de productividad van a aumentar en un largo plazo, lo que contribuirá al aceleramiento del progreso de la compañía.

Por ende, puede concluirse que la conducta positiva de los miembros de la organización garantiza el éxito de exactamente la misma.

Fuentes y referencias:

  • Idalberto Chiavenato. Administración de recursos humanos – El capital humano de las organizaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *