▷ ¿Cuál es la diferencia entre acoso laboral y enfrentamiento laboral? | dos mil veintidos

El campo laboral indudablemente es uno de los entornos más hostiles con los que debemos lidiar día a día, llegando a generarse enfrentamientos laborales e inclusive acoso laboral y es que una gran parte de nuestro tiempo lo convinimos con nuestros compañeros de trabajo; por lo tanto, es absolutamente normal que se presenten instantes de discordia.

Puesto que, lidiar con creencias, personalidades y formas de proceder de las diferentes personas que intervienen en un entorno laboral no es sencillo, una simple discrepancia puede salirse de control, produciendo enfrentamientos y en ciertos casos acoso laboral.

Mas, ¿Cuál es la diferencia entre acoso laboral y enfrentamiento laboral?, la primordial diferencia se encuentra en que el acoso laboral es una conducta de hostigamiento que ocurre frecuentemente y sistemática, por múltiples razones cara un trabajador; en cambio, el enfrentamiento laboral ocurre de forma ocasional por diferencias rigurosamente relacionadas con el trabajo.

Para comprender estas conductas, en este blog post te vamos a explicar a detalle las diferencias de estas 2 tipologías de discordia que brotan en el entorno laboral.

En el presente artículo encontrarás:

El enfrentamiento y el acoso laboral

Estas 2 conductas, el acoso laboral y el enfrentamiento laboral pueden generar sobre los perjudicados una sensación de agobio y tensión que se puede ver reflejando en el desempeño de sus laborales, no obstante, para comprender sus diferencias es preciso partir de sus definiciones.

El acoso laboral

Es una conducta de hostigamiento mal intencionado cometido cara un trabajador de forma frecuente y sistemática, que afecta de forma negativa su integridad personal y profesional, situación que se repite tanto dentro como fuera de la compañía.

Este acoso laboral se genera por medio de diferentes formas de agresión, desde insultos, explotación laboral, maltrato físico, entre otras muchas agresiones, con el único fin de vejar al perjudicado hasta provocar su renuncia o bien despido.

Es una situación que genera consecuencias para el estado sensible y físico de la víctima, provocándole tensión, agobio, depresión, insomnio, inconvenientes de concentración, perturbaciones inquietas, como maltratos físicos directos, como golpes e inclusive agresión sexual.

El acoso laboral se genera de forma unilateral donde solo hay un parte que agrede y la parte perjudicada.

El enfrentamiento laboral

El enfrentamiento laboral es cualquier diferencia incompatible relacionada solamente con indicaciones laborares, que se genera de forma a 2 bandas por diferencias de opinión entre las partes implicadas.

Estos enfrentamientos por su parte pueden tener un impacto positivo o bien negativo para la organización, la resolución del enfrentamiento produce un impacto positivo, cuando del discute de creencias se producen aportes edificantes para el desarrollo de la organización.

Caso contrario, cuando en el enfrentamiento produce un impacto negativo, no se llega a una mediación en el proceso de negociación entre las partes, provocando disfuncionalidades en la compañía, agarrando preciso sostener los procesos de diálogo para llegar a un pacto.

Diferencias más notables entre acoso laboral y enfrentamiento laboral

Una vez identificado que es y en que consiste el acoso laboral y el enfrentamiento laboral, lo siguiente es establecer sus diferencias, siendo estas las siguientes:

DIFERENCIAS

Acoso laboral

Enfrentamiento laboral

Es una conducta hostil que arremete contra la integridad humana, perjudicado sensible y físicamente a la víctima. Son diferencias laborales entre 2 o bien más partes que se resuelven por medio de la negociación y el diálogo.
Se da de forma unilateral, donde la situación solo se ve determinada por hostigador y no por la victima. El enfrentamiento laboral se da de forma a 2 bandas, las dos actúan en defensa de sus razonamientos.
El propósito del hostigador es dañar al trabajador o bien víctima. Busca establecer una conciliación en el mejor beneficio para la compañía.
Ocurre de forma recurrente y sistemática. Ocurre de forma ocasional ante situaciones concretas.
No produce ningún beneficio o bien productividad. Se producen intercambio de ideas para el desarrollo de la compañía.
Complica cualquier  comunicación  en el trabajo. Se mejora la comunicación a través del diálogo.
Solo interviene el hostigador y la víctima. Hay intermediación de un tercero que ayuda a la resolución del enfrentamiento de forma ecuánime.
Los objetivos o bien propósitos de las partes no son compartidos. Las partes implicadas prosiguen exactamente los mismos objetivos, con disconformidades en la forma de proceder.
El proceso de mando sé genera a través de una imposición  déspota. El proceso de imposición se produce por vías democráticas.
Por norma general ocurre de forma silenciosa o bien reservada, pasando por inadvertida a simple vista. Acostumbra a ser una conducta palpable en todo el ambiente laboral.
La agresión o bien maltrato verbal y físico ocurre frecuentemente. Extrañamente ocurre  maltrato verbal o bien físico entre las partes.

Si bien las diferencias entre las dos posturas son bastante significativas, lo esencial de las dos conductas es aprender a lidiar con las diferencias tanto personales como laborales.

Sostener una comunicación afirmativa, saber decir y saber oír es esencial, aprendiendo a identificar hasta qué punto la persuadía laboral deja de ser sana, aprendido a manejar nuestra inteligencia sensible, que nos deje reaccionar de la forma conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.