486 MINA EL HOSN, REVITALIZANDO BEIRUT

Lunes, Julio 26th, 2010 | Home, Vivienda colectiva

 

El 486 MINA EL HOSN es una torre-espejo diseñada por LAN ARCHITECTURE, y que será construida en la zona portuaria de la ciudad de Beirut, en Líbano. El principal objetivo de la torre es que su piel sea capaz de reflejar completamente la ciudad que la envuelve, siendo posible observarla desde cualquier punto y percibiéndose así una imagen fragmentada de la ciudad que refleje cómo es la propia Beirut: luminosa, multicultural, diversa.

 

 

 

 

El proyecto está compuesto principalmente por tres elementos:

- La TORRE, elemento principal del proyecto y el más visible.

- La BASE de la torre, que dota a sus residentes de un espacio público, jugando con la horizontalidad para crear circulaciones y conseguir dialogar con la escala humana.

- Los CINCO BLOQUES residenciales, diseñados desde el planteamiento de la vivienda oriental.

 

 

 

La torre es el elemento central del proyecto, siendo emplazada en una zona ya sembrada de torres y cargada de historia y simbología. Fue particularmente necesario en el planteamiento de la inserción urbana crear un diálogo entre nuestra torre y la TORRE MURR, un monumento vestigio de la guerra civil y uno de los iconos de la ciudad. Además de esto, se debía mirar más allá de su entorno próximo, conectando visualmente los elementos urbanos para poder integrarla en el conjunto de la ciudad sin caer en lo faraónico.

 

 

El resultado es un objeto inmaterial y constantemente cambiante, que jugando con la luz y el vidrio trata de desmaterializar sus límites tangibles.

 

 

El edificio, de 142 metros de altura está estructurado alrededor de un volumen cruciforme de hormigón envuelto por una protección solar compuesta por módulos de 2,5 x 2,5 metros. La piel exterior está formada por unas hojas metálicas perforadas y correderas con un acabado de espejo. Estas hojas actúan como reflectores y protegen contra el calor siendo permeables a la entrada de la luz.

 

 

El sistema de cerramiento utilizado hace que la mirada se refleje hacia otras partes de la ciudad, pero al mismo tiempo permite que penetre al interior de la torre. Sus límites están desmaterializados, y solamente el núcleo central de la torre tiene un cuerpo visible. Dependiendo de los cambios de la luz natural a lo largo del día y del punto de vista, la torre puede físicamente reinventarse a sí misma.

 

 

 

Las seis primeras plantas de la torre estarán ocupadas por oficinas y comercios, accediéndose a ellos desde la calle. El vestíbulo de entrada a los apartamentos, en un espacio a doble altura, permite el acceso desde la plataforma del basamento. Existe una conexión entre las plantas de las oficinas y las viviendas.

 

 

La superficie de los 20 apartamentos (organizados en dúplex y tríplex) varía entre los 750 y los 1200 m2. El ascensor permite el acceso directo a cada apartamento, al cual se accede a través de un vestíbulo que actúa como filtro entre el espacio público y el privado.

 

 

 

Cada apartamento tiene dos terrazas, extensiones del salón y del comedor. Para hacer esto posible, las esquinas de la torre fueron vaciadas para dotar al conjunto de luminosidad. Estas terrazas de triple altura permiten las vistas a la ciudad, el mar y el cielo. Cada planta está caracterizada por la máxima flexibilidad y circulación alrededor del núcleo. Un sistema de particiones móviles y puertas correderas permite la apertura de todos los espacios interiores e incrementa las vistas del apartamento como conjunto.

 

 

El cuidado medioambiental no fue tratado como una cuestión de restricción (cumplimiento de la normativa) sino como una oportunidad, una posibilidad para la creación. El clima local fue estudiado al detalle para obtener el máximo provecho de sus principales características: el sol como fuente de luz y calor y el viento como ventilación y refrigeración.

 

 

Para ello se hicieron una serie de estudios  del lugar, teniendo en cuenta el acceso de la luz exterior, el potencial reflexivo de los bloques en la torre y las sombras proyectadas por el conjunto sobre sí mismo y su entorno, el acceso de la luz en las estancias (tipos de espacios, profundidad de la habitación, ocupación, etc…) y la posibilidad de crear protección solar variable y adaptable a la orientación, los efectos del viento sobre las viviendas y unidades exteriores, etc.

 

---------------------------------------------------------------------
Autores: Sergio Vendrell Felici | Maria Ortiz Masià

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search